30 años de El Diario

La historia de El Diario, también cruzada por la Memoria

''

Otro hito de estos 30 años de prensa tradicional y nuevo periodismo.

La historia de El Diario de La Pampa, que formalmente el 3 de mayo cumplirá sus 30 años desde la salida a la calle, también está cruzada por el proceso de Memoria, Verdad y Justicia que este 24 de marzo tiene su fecha paradigmática.

Uno de los pasos fundamentales de El Diario para integrar a la "prensa tradicional" y al "nuevo periodismo" se dio no azarosamente en una circunstancia histórica, hito para nuestra provincia y también para este medio de comunicación.

Fue en agosto de 2010 que El Diario de La Pampa, con la decisión, convicción y acción de sus trabajadores y trabajadoras, inició el proceso de actualización permanente de la página web en Internet.

Para que quede una huella indeleble, la jornada elegida para ese cambio fue justamente el inicio del primer juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia: el contenido de esas audiencias, la potencia de esos testimonios, fueron el primer reflejo de El Diario en su web.

Ese desarrollo periodístico innovador se venía postergando hasta encontrar el mejor momento y contar con las herramientas necesarias para dar ese paso. Para un medio que era líder en el rubro del diario en papel no resultaba sencillo explorar otras plataformas, ni lanzarse a lo que podía representar una suerte de aventura.

El contacto con lectores y lectoras que comenzó ese día no se interrumpió más y El Diario de La Pampa se convirtió también en la web en un producto de consumo masivo para nuestra provincia.

En aquel juicio, desarrollado en el edificio del Colegio de Abogados, hubo 9 condenados y 28 víctimas. Se escucharon 120 testimonios y fue notable cómo la comunidad pampeana siguió el juicio desde las publicaciones de El Diario, también consultadas desde todo el país e internacionalmente.

Seguir el paso a paso de aquel juicio fue inolvidable, una ineludible marca de lo que vendría y además con un impacto social descomunal: hasta ese momento las caras de los represores pampeanos eran desconocidas, los torturadores pasaban desapercibidos y estaban relativamente invisibilizados en nuestra comunidad.

La llegada a través de Internet permitió no solo la divulgación de los testimonios estremecedores de aquel juicio, sino también la difusión de los rostros de quienes habían sido responsables del sufrimiento de ciudadanos y ciudadanas de La Pampa. Y el especial agregado fue que la nueva plataforma permitió llegar a sectores juveniles y de la comunidad quizá no tan habituados a la lectura del diario en papel.

Aquel día del inicio del juicio quedó en la memoria muy especialmente también para trabajadores y trabajadoras de El Diario como un hecho fundacional, otro de los mojones de una historia de 30 años que une, amalgama y complementa la prensa tradicional y el nuevo periodismo.

También te puede interesar...