La diputada nacional Mónica Frade apareció a presenciar la apertura de sesiones del presidente Alberto Fernández disfrazada de reclusa, en protesta contra la el gobernador formoseño, Gildo Insfrán, y su forma de gestionar la pandemia coronavirus.

"Esperando al Presidente de la Nacón y a la vicepresidenta sra Kirchner, prontos a comenzar el inicio del nuevo año legislativo", indicó a través de redes sociales Frade, que es diputada por la Coalición Cívica de la Provincia de Buenos Aires.

Además del disfraz de presa, Frade colocó frente a su escaño una imagen de Insfrán con un gorro carcelario.

En tanto, llevó sobre su pecho un cartel que dice "Clorinda", la localidad formoseña que junto a Waldo Wolff visitaron y Mónica Frade y en el que los declararon huéspedes de honor por combatir al gobernador provincial.