El demócrata Biden suma hasta ahora 238 electores contra los 213 de Trump. El actual presidente se dice ganador, pero a la vez denuncia "un gran fraude" para presentarlo como derrotado.

Las elecciones en Estados Unidos no tendrán ganador en la madrugada de este miércoles, ya que hay estados clave en los que se posterga el resultado final por el conteo de votos que llegan por correo. El republicano Donald Trump, que busca la reelección, parece haber logrado inclinar la balanza a su favor en los distritos clave, como Florida, Ohio y Pensilvania, pero el candidato demócrata Joe Biden ​se mantiene arriba en cantidad de electores y la definición tiene final abierto.

eeuu

En unas elecciones marcadas por la polarización y una histórica crisis sanitaria, económica y social, Donald Trump acusó a su oponente de intentar "robarse" la votación, sin ninguna evidencia que lo respaldara y mientras continuaba el escrutinio. En una aparición en la madrugada aseguró que habían ganado la elección y que "está intentando un gran fraude", por lo que recurrirá a la Corte Suprema, con amplia mayoría conservadora, para evitar que se sigan contando los votos.

"Estamos muy por delante, pero ellos están tratando de robarnos la elección", dijo Trump en un tuit que inmediatamente fue etiquetado por Twitter como potencialmente "engañoso".

Hasta el momento, Trump cuenta con 213 votos del total de 538 que componen el Colegio Electoral (se necesitan 270 para imponerse). Triunfó en Indiana (11 votos), West Virginia (5), Kentucky (8), Carolina del Sur (9), Tennesse (11), Alabama (9), Mississippi (6), North Dakota (3), South Dakota (3), Nebraska (4), Wyoming (3), Oklahoma (7), Arkansas (6), Louisiana (8), Kansas (6), Missouri (10), Idaho (4), Utah (6), Ohio (18), Montana (3), Iowa (6), Florida (29) y Texas (38).

Del otro lado, el candidato demócrata recogió 238 votos. Ganó en Vermont (3 votos), Virginia (13), Illinois (20), Maryland (10), Delaware (3), Nueva Jersey (14), Connecticut (7), Massachusetts (11), Nuevo México (5), Nueva York (29), Rhode Island (4), Colorado (9), Columbia (3), California (55), Oregon (7), Washington (12), New Hampshire (4), Hawaii (4), Minnesota (10), Nebraska (1), Maine (3) y Arizona (11).

La clave pasa por las proyecciones de estados como Michigan, Wisconsin, Carolina del Norte, Pensilvania y Georgia, que en el escrutinio parcial favorecían al actual presidente. Los estados de la costa Oeste, California, Oregon y Washington, podrían no alcanzarle para compensar al candidato demócrata, ex vicepresidente de Barack Obama.

Esta vez el escrutinio fue mucho más complicado. Se calcula que más de 100 millones de personas votaron por anticipado, en persona o por correo, principalmente por temor al coronavirus o a posibles incidentes.

Eso alargó el conteo porque muchos votos por correo pueden ser escrutados hasta 3 días después de llegados.

Los primeros datos alentadores para el presidente llegaron desde Florida, donde ganaba por unos 2 puntos cuando las encuestas daban empate. Esa tendencia se repetía en estados como Georgia y Carolina del Norte, que en principio también proyectaban una paridad.