El Rojo superó a FADEP de Mendoaza 2-0 y logró el ascenso un año después. El encuentro se jugó en General Pico.

General Pico - "Colorado ladrón!... c... ", grita incesantemente un hincha de FADEP de Mendoza durante todo el segundo tiempo. El "Colorado", quien recibe los insultos, es Gustavo Bassi, el exjuez de Primera División que tiene a cargo las designaciones de los árbitros del Consejo Federal de Fútbol. Bassi escucha sentado, inmutable, en la fila más alta de la tribuna en el Coloso del Barrio Talleres, en General Pico.

Con una gorra negra y los pies cruzados sobre la butaca, observó la actuación de uno de "sus" árbitros y también de su hijo, con la Nº 8 del conjunto bonaerense.

El triunfo de Independiente de Chivilcoy por 2 a 0 sobre el equipo mendocino fue por lo menos polémico.

El juez tucumano Nelson Bejas tuvo "demasiada sensibilidad" para cobrar las faltas en favor del equipo de Chivilcoy, la ciudad donde nació el exfuncionario político Florencio Randazzo.

Una roja cara

El partido estuvo parejo por 25 minutos. En el inicio pareció que la Fundación Amigos del Deporte (FADEP) estaba mejor plantada en el campo de juego. Llegó a tener la posesión con todo el conjunto rojo replegado en su campo pero le costó inquietar al arquero César "Xuxa" Horst.

Solo lo hizo luego de una buena escalada del lateral derecho mendocino Lucio Pérez que finalizó con un disparo alto.

Bejas, para ese entonces ya había mostrado dos tarjetas amarillas para futbolistas mendocinos.

Pero a los 25 llegó una jugada clave. Llegó un envío largo a las afueras del área de FADEP, saltaron Santiago López y Marcos Salvaggio, este último de Independiente, que acusó un golpe en su cara. El juez tucumano sin dudar le sacó la tarjeta roja al central mendocino y allí todo cambió.

Independiente tomó el control y merodeó el área de Emmanuel Cirrincione, que tuvo que empezar a trabajar. Lo tuvo en una triple acción que tapó el arquero, luego la sacó Pérez en la línea y en un tercer intento la pelota salió al tiro de esquina.

Pero antes del final del PT llegó la apertura del marcador cuando cayó un tiro de esquina al área, saltaron varios en el vértice del área chica y la pelota quedó abajo del arco, donde apareció Iván Aguirre para tocar de taco al gol. Para la mayoría de los espectadores, el autor del gol estaba en posición fuera de juego.

Ascendió 

En el entretiempo el partido "se picó" porque los jugadores suplentes del elenco mendocino se abalanzaron sobre el entrenador de Independiente, Alberto Salvaggio, al que acusaron de "hablar de más".

Para ese momento ya el partido estaba con una temperatura muy elevada. Uno de los fundadores del club, el arquero de San Lorenzo, Sebastián Torrico, bajó desde la hinchada para meterse en los vestuarios.

En el segundo tiempo la historia se terminó enseguida porque a los 10 minutos el buen volante por derecha Iván Aguirre jugó la individual y metió un centro al segundo palo para el cabezazo de Rodrigo Bernal que puso el 2 a 0. Luego vendría otra expulsión en los mendocinos, la de Lautaro Talamoni, por exceso verbal.

Con nueve hombres, FADEP intentó la heroica pero fue casi imposible llegar hasta el arco de Horst.

La historia estaba sentenciada en favor de Independiente de Chivilcoy, que luego de seis años volverá a jugar en el Torneo Federal "A".

En el campeón jugó como titular el exfutbolista de All Boys de Santa Rosa Juan Cruz Aguilar, que llegó en 2019 como refuerzo para el Regional Amateur.

En FADEP, el equipo de los hermanos Torrico, tuvo varios minutos el piquense Diego Méndez, exjugador de Ferro de Pico y Ferro de Alvear, entre otros.

Además estuvo desde el inicio el delantero Osvaldo Miranda, de 36 años, con pasado en Racing Club e Independiente de Avellaneda y Godoy Cruz de Mendoza, entre otros clubes.

La jornada se completó con los ascensos de Racing de Córdoba, que venció 2 a 1 a Ben Hur de Rafaela; de Gimnasia y Tiro de Salta, que derrotó 2 a 0 a Fontana de Resistencia, y de Ciudad de Bolívar, que goleó 3 a 0 a Independiente de Neuquén con dos goles del exfutbolista del Deportivo 25 de Mayo de La Pampa -y que alguna vez entrenó en All Boys- Alfredo Troncoso.