Los “amigos” del cantautor descubrieron una placa de homenaje, en el aniversario número 117 de la localidad.

La localidad de Rancul arribó ayer a su 117º aniversario y lo celebró de una manera especial, rindiendo un sentido homenaje al recordado Alberto Cortez, quien falleciera en abril del año pasado, que ahora cuenta con su “rincón” en la plaza céntrica 25 de Mayo.

El homenaje se llevó adelante ayer por la mañana, con la presencia del intendente municipal Hernán Viano, la diputada Silvina Larreta, la jueza de Paz, concejales, la directora del hospital José Padros, Roxana Del Sueldo, el comisario, bomberos voluntarios, entre otras autoridades y vecinos de la localidad.

Los protagonistas principales de tan emotivo evento fueron los amigos de Alberto y, por supuesto, sus familiares Belén, Jimena y María Luisa. En el rincón dedicado a Alberto Cortez está emplazado un antiguo banco de madera y hierro que fue totalmente restaurado y un aguaribay, que el municipio plantó hace algunos meses, que es la misma especie del árbol que estaba en el patio del cantautor y en el cual se inspiró para componer el tema “Mi árbol y yo”.

“Frente a este árbol se colocó una placa que identifica la especie que fue plantada allí, y adelante se instaló una placa en madera de caldén que dice ‘Mi árbol y yo’, Alberto Cortez”, contó a Zonal Noticias uno de los referentes de Cultura, Miguel Ángel Ussei.

“A uno de los costados se colocó un monolito con una placa recordatoria en homenaje a nuestro recordado Alberto Cortez, que además está rodeado con plantas de rosas”, explicó.

Los actos en el marco de este nuevo aniversario continuaron con el traslado de las autoridades al cementerio de Rancul, donde se colocó una ofrenda floral en la cruz principal instalada en el centro del cementerio recordando a los pobladores ya fallecidos.

Por la tarde, a las 16 horas, los bomberos voluntarios, el intendente y referentes del área de Cultura homenajearon a una veintena de vecinos y vecinas que tienen 90 años o más, como reconocimiento a “antiguos pobladores”, y luego a bebés recién nacidos en la localidad.