Alfredo Cahe, ex médico de Diego Maradona aseguró que no cuidaron a Diego “como correspondía”. Sus dudas por el tratamiento.

Alfredo Cahe, ex médico personal de Diego Maradona, criticó el tratamiento que le realizaron al Diez después de la operación por un hematoma subdural. "No fue lógico que le dieran el alta, debería haber quedado internado en un lugar con la infraestructura adecuada", dijo el especialista, tras la muerte de Maradona.

"Siento un dolor profundo. Más que profundo, el dolor es un estado de conmoción por una sencilla razón: tras tantas salidas que hemos tenido con Diego en 33 años y en tantos altos y bajos, acaba de fallecer Diego de una manera insólita", comenzó Cahe.

Luego profundizó: "No me pareció lógico cuando le dieron el alta. Diego debería haber permanecido en un lugar internado, con una infraestructura diferente. Como cuando lo llevamos a Cuba, que todo el mundo protestó pero allá se hicieron las cosas muy bien".

Además, Cahe cuestionó la ausencia de un médico en la vivienda al momento del fallecimiento del exfutbolista y sembró dudas sobre la conveniencia de la intervención quirúrgica a la que fue sometido Maradona.

"No diría un médico que estuviera cerca, sino que tendría que estar permanentemente en la habitación de él", aseguró en "Telefé Noticias". Y continuó: "En la situación en la que se encontraba, había dos aspectos importantes: uno, que la operación era lógica o no era lógica; segundo, el chequeo cardiovascular no fue realmente hecho en forma total. No se cuidó a Diego como correspondía".

"Como con ningún operado de cerebro y con el chequeo clínico que todavía no fue analizado de forma cuidadosa, Diego no tendría que haber estado en ese lugar, conociéndolo...", agregó Cahe.

Por último, reveló detalles acerca del estado emocional de Maradona.

"Estaba muy triste. Su psicólogo me contó que estaba con una profunda depresión. Una mujer allegada a Diego me comentó que él le había dicho que estaba profundamente angustiado, deprimido, y que ya había hecho todo en su vida. Esa expresión, que había hecho todo en su vida, no me gustó".