Salvador Serenal, militante de la UCR y quien no se anotó para vacunarse contra el coronavirus, se contagió en una fiesta clandestina y decidió internarse en otro municipio.

Una situación llamativa se vive en el municipio de Lincoln, desde que su intendente, Salvador Arenal, anunciara que se había contagiado coronavirus.

Por decisión propia, el intendente -militante de la UCR y parte de Juntos por el Cambio- pese a algunos problemas de salud y con camas en el hospital del municipio, decidió estar internado en su casa, hace unos diez días.

Según describió el sitio "Código Baires", Serenal debió ser trasladado a una sala de terapia intensiva de una clínica de Junín por una complicación de su cuadro de Covid-19.

Esta situación provocó que que se conociera un supuesto manejo discrecional de los recursos del municipio de Lincoln, ya que el jefe comunal se habría llevado uno de los respiradores del hospital local.

Serenal fue diagnosticado con coronavirus 10 días atrás y “para atención de eventuales complicaciones, siendo que por sus antecedentes es paciente de riesgo y por voluntad de su familia, se decidió internarlo en Junín”, indicó el secretario de Salud de la comuna Sergio Lorenzo.

El intendente se encuentra en la terapia intensiva de la clínica La Pequeña Familia de Junín y “luego de los últimos estudios realizados, se diagnosticó neumonía bilateral, acompañado de una descompensación de su sistema metabólico que acompaña a sus antecedentes”, se informó.

Según el portal Minutouno, el intendente se habría contagiado coronavirus en una fiesta clandestina, a la que asistieron 50 personas, pese a que el municipio se encuentra en fase 2.

La fiesta clandestina a la que habría asistido Arenal y su familia es la de su hermana Marisa, quien también se contagió coronavirus.

Serenal, quien no se vacunó y aseguran que no está anotado para inocularse, tiene el antecedente familiar de su padre, Oscar, quien falleció con solo 66 años en enero pasado.