El bloque del Frente Pampeano elaboró un proyecto en el que requiere información por parte del Ejecutivo. Es un planteo que se produce tras la clausura de una residencia de adultos mayores donde se registraron casos de coronavirus.

El Frente Pampeano no dejó pasar la noticia de los últimos días (casos de coronavirus en un geriátrico que luego fue clausurado): salió a cuestionar la inacción municipal y a pedir informes sobre lo actuado en las residencias de corta y larga estadía para personas mayores.

El bloque de concejales de la alianza opositora requirió datos sobre las "actuaciones durante 2020" en relación al funcionamiento de esas instituciones.

También se interroga respecto de los motivos por los cuales el Departamento Ejecutivo aún no reglamentó la ordenanza 6311/2020 (se pide su reglamentación "inmediata"), que adhiere a la Ley Provincial 3129 que regula el funcionamiento de esas residencias.

El FrePam también quiere saber si la Municipalidad tuvo intervención o no luego de la clausura del geriátrico ubicado en calle Liberato Rosas de nuestra ciudad, "y que ha sido noticia en estos días", señala el proyecto de Comunicación.

Ese geriátrico fue clausurado luego de que se conocieran varios casos de coronavirus. Trabajadoras del lugar, además, salieron a denunciar despidos.

"No ceder injerencia"

"La actual situación de pandemia que atravesamos exige al estado estar a la altura de las circunstancias, más aún cuando la población más afectada por la misma son las y los adultos mayores, usuarios de estos servicios de alojamiento y residencia", advirtió el FrePam.

Los concejales y la concejala dijeron que "la información actualizada, y la divulgación de la misma, redundará en conocimiento público de los lugares habilitados para el desarrollo de esta actividad, permitiendo una elección adecuada de alojamiento para las personas que pudieran necesitarlo".

"El estado municipal no debe ceder injerencia en el control de estos servicios, ni ser meramente un habilitador comercial", planteó la oposición.

Cambio de ordenanza

Hasta marzo del año pasado, el funcionamiento de los geriátricos estaba regulado por la Ordenanza 5342/2015, que reglamentaba no solo la habilitación “comercial” sino que también daba los lineamientos generales de las cuestiones edilicias, de equipamiento y seguridad, asumiendo la Municipalidad de Santa Rosa, a través de sus distintas áreas de gestión, el control de todo lo normado, para garantizar la calidad de vida y bienestar de los residentes.

El Ejecutivo promulgó la Ordenanza 6311/2020. Según el FrePam, "deja sin posibilidad de control por parte de la Municipalidad a los geriátricos que funcionan en nuestra Ciudad".

"Desde nuestro bloque no nos opusimos a la adhesión a la citada ley, pero entendíamos que como Municipalidad no podíamos abandonar nuestro rol de control y garante de la calidad de vida de la personas mayores", remarca la alianza opositora.