Horacio Di Nápoli, a cargo del área de Seguridad, mantuvo un encuentro con los responsables policiales. 

El ministro de Seguridad, Horacio di Nápoli, junto con el jefe de Policía, comisario general (R) Héctor Osvaldo Lara, y el subjefe comisario general (R) René Ángel Bossio, se reunió con los titulares de las Unidades Regionales de la provincia.

Fue un encuentro en el que la autoridad política se comprometió a escuchar los planteos que se hagan, pero en el que también decidió marcar la cancha después del enfrentamiento público con el jefe saliente, Roberto Ayala.

Di Nápoli fue severamente cuestionado por el jefe anterior y eso lo obligó a estrechar vínculos con la fuerza para evitar que esas críticas darremen.

La cumbre se planeó con el objetivo de "conocer la situación actual en relación" con el delito y con la pandemia de Covid-19 y "para elaborar planificaciones de respuestas de cara al futuro inmediato", según se explicó oficialmente .

La reunión contó con la presencia de los subsecretarios de Seguridad Ciudadana, Agustín García, y de Lucha contra el Narcotráfico, Néstor Ángel Fontan, y con los Jefes de las cuatro Unidades Regionales.

Por la Unidad Regional I (Santa Rosa) estuvo presente el comisario mayor Rubén Guillermo Torres, de la Unidad Regional II (General Pico) el comisario mayor Cristian Salvador Dupuy, por Unidad Regional III (General Acha) el comisario inspector Héctor Francisco Zappulla, y el comisario mayor Alberto Edgardo Fix por la Unidad Regional IV ( 25 de Mayo).

Los titulares de esas dependencias brindaron un informe detallado de cada región en relación con las políticas de seguridad implementadas, las medidas efectuadas para mantener el estatus sanitario actual y su realidad respecto al coronavirus, donde los miembros de la fuerza recibieron todos los insumos necesarios para asegurar su bienestar y el de todos los pampeanos.

Finalmente, el ministro de Seguridad les agradeció por el trabajo que están realizando y agendaron un próximo encuentro.