El gremio que agrupa a la mayoría de los docentes advirtió sobre la situación en los establecimientos escolares. A tono con los planteos del gobernador Ziliotto, la secretaria general de UTELPa Lilia López avisó que "volver con mucha gente va a ser difícil".

No está tan claro que las clases puedan regresar en un formato similar al habitual a partir del mes de agosto en nuestra provincia: esa idea, que en algún momento fue lanzada como posibilidad certera, pierde fuerza a partir de algunas realidades sobre las que advierte el gremio que agrupa a los y las docentes, y que el gobierno provincial parece atender.

Lilia López, secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa, insistió en la necesidad de ir evaluando las circunstancias día a día antes de determinar una concreta fecha de regreso a las aulas.

conf prensa utelpa 10

“Esto es el día a día, mientras no esté la vacuna, el riesgo existe y el virus circula. Se debe analizar la situación, hoy decimos que en agosto volvemos, pero no sabemos con qué nos vamos a encontrar dentro de quince días”, aseveró la sindicalista.

UTELPa se manifestó públicamente en sentido parecido al que formuló el gobernador Sergio Ziliotto, quien abrió el paraguas respecto de las condiciones existentes como para ese regreso.

“Agosto todavía es un mes frio en La Pampa y la Patagonia, se corren muchos riesgos de tener las enfermedades típicas de la época. No podemos arriesgarnos a volver y estar en contacto con mucha gente, va a ser difícil y muy complejo”, advirtió López en declaraciones a Radio Kermés.

Recordó que en este contexto, donde siguen las conversaciones y evaluaciones, “se firmó una propuesta de protocolo y recomendaciones para el regreso presencial a las escuelas. Es un paso muy importante, todo lo que se firme a nivel nacional son protocolos marcos para poder trabajar en las provincias”.

“En La Pampa estamos avanzando, esta semana sale un protocolo para regular el trabajo, tomado también del acuerdo paritario nacional. Sabemos la carga laboral que tenemos en este trabajo no presencial y es importante regularlo”, precisó la sindicalista.

Y completó: “Uno de los detalles es cumplir con los horarios estipulados en la declaración jurada, el derecho al trabajo y la desconexión por fuera de los horarios que no te corresponde. Porque esto ha provocado que a cualquier hora del día uno se conecte y recibas trabajos, por eso hay que regular”.