Este fin de semana se realizaron controles sobre el cumplimiento de protocolos en diferentes locales de la capital pampeana.

Inspectores de la Secretaría de Trabajo -encabezados por el director de Inspección, Gerardo Salvadori y el director General de Relaciones Laborales, Leonardo Luque- en conjunto con personal de la Municipalidad realizaron el control del cumplimento de uso de elementos de protección personal y aplicación de protocolos de funcionamiento sanitario y epidemiológico aplicable, con el fin de proteger la salud pública, en el marco de la declaración de pandemia.

Según se informó oficialmente, se constantó un "amplio cumplimiento" por parte de la ciudadanía en general y "dedicación" en los comercios para que se respeten las indicaciones que se le solicitan. No obstante se labraron actas de infracción en dos comercios: uno de ellos fue Jake al Rey y el otro en el Salón Sur.

Aunque la información oficial difundida por el Gobierno provincial daba cuenta de "dos clausuras preventivas", en el último caso uno de los dueños del Salón Sur se comunicó con El Diario y pidió aclarar que no fue ese su caso: "vinieron el jueves inspectores municipales, uno de los encargados estaba con el tapaboca bajo e hicieron un acta por eso, pero no hubo clausura ni nada parecido porque el resto del fin de semana trabajamos normal".

salonsur2

En el comunicado difundido se resaltó que "se había desnaturalizado el giro comercial de un establecimiento del rubro cervecería para pasar a ser casi un local bailable". Según las fotos que acompañaron el informe, ese local es el pub Jake al Rey ubicado sobre la calle Alsina.

jake

En el caso del Salón Sur, detallaron que se labraron también actas de constatación de infracciones de acuerdo a los artículos 1° y 2° de la Ley N° 3243, por falta de uso de elementos de protección personal y no respetar la distancia mínima en la disposición de las mesas.

"A diferencia de las inspecciones convencionales que realiza también la cartera de Estado, por la Ley de Contrato de Trabajo o Convenios Colectivos, en estos casos el cumplimiento debe ser monitoreado en forma permanente, por ejemplo el máximo permitido de personas que ingresan en el establecimiento, el distanciamiento mínimo entre clientes, la implantación de protocolos, el uso de tapabocas, son obligaciones que se estuvieron controlando en varias ocasiones en los mismos lugares durante la noche", resaltaron.