Los trabajadores de APE dijeron que el proyecto oficial "abre las puertas al sector privado" y crea "incertidumbre laboral" para ellos.

 

Los empleados y empleadas de APE rechazaron el Proyecto de Ley de Desarrollo Energético tal como fue elevado por el Poder Ejecutivo a la legislatura provincial porque "concluye con un desmantelamiento" del organismo provincial.

En una carta, dirigida al gobernador Sergio Ziliotto, expresaron los motivos.

"Creemos que concluye con un desmantelamiento de la APE que viene sucediendo poco a poco. Concretamente a la Administración Provincial de Energía se le vienen quitando funciones y competencias que asumimos desde hace más de 38 años. No solamente vemos en riesgo nuestras tareas y puestos de trabajo y consecuentemente el Convenio Colectivo de Trabajo 36/75, sino que creemos que es un perjuicio para toda la sociedad pampeana dado que, si bien sabemos que es necesario y loable un plan de desarrollo energético integral que contemple las energías renovables y procurar el autoabastecimiento energético, entre otras cosas, sabemos, por ser quienes trabajamos en el sistema eléctrico provincial a diario y desde hace años, que no es posible realizarlo en lo inmediato y sin contemplarnos como actores protagónicos de dicho proyecto", advirtieron.

En ese sentido, detallaron que "se ha creado una Secretaría de Energía, que se advierte en formación y actualmente carece de una estructura de recursos humanos y que se ha valido y vale de los conocimientos técnicos y la amplia experiencia de nuestros compañeros que se han ido capacitando permanentemente, que desde su creación (NJF1101) ha realizado obras de envergadura y calidad actualizado a la última tecnología disponible, prestado el servicio con calidad y eficiencia, apoyando el accionar de cada una de las cooperativas concesionarias del servicio de distribución, en todos aquellos aspectos técnicos que aquellas no cubren en la provincia, sirviéndose para ello de nosotros, de los empleados de ésta Administración, debido a contar con un plantel de sólo 163 personas para atender el sistema eléctrico de la provincia, entre otras tareas, que es altamente formado".

El grupo de trabajadores de APE precisó que el organismo realiza las tareas de; programación, proyectos y ejecución de obra, mantenimiento, explotación del sistema entre otras tantas, vela por el cumplimiento de las normas de seguridad en protección del medio ambiente, declarar y controlar las servidumbres en las áreas correspondientes a trazas de las líneas, fijación de policitas tarifarias.

"No se ha intentado bajo ningún punto de vista mejorar y fortalecer este organismo pese a ser el que hoy en día funciona en perfectas condiciones, sino por el contrario se plantea un plan de desarrollo energético provincial reduciendo la actividad de la APE a la de operación del sistema y despacho de carga", cuestionaron.

"Estamos convencidos de que un organismo que ha funcionado históricamente y se ha ido modernizando y aggiornardo las reglas del mercado debe seguir cumpliendo sus funciones y ser fortalecido y enriquecido en las policitas que se propugnan impulsar", señalaron.

Advirtieron entonces que "este proyecto abre puertas a sectores privados lo que posiblemente afecte a la función del estado como prestador del servicio en cumplimiento de los principios de equidad, libre acceso, no discriminación, consecuentemente afectando a cada consumidor".

"No debe olvidar el Sr. Gobernador que esta APE, supo dar muestras de compromiso y fortalecimiento y solvencia técnica, en los difíciles momentos del inicio de la pandemia a causa del COVID19, poniendo a disposición sus recursos técnicos y humanos para la puesta en marcha y logística de los hospitales modulares", alertaron.

Finalmente, manifestaron que "frente a este panorama de incertidumbre laboral generado por este proyecto exigimos conocer cuáles son las funciones y tareas que se le pretenden asignarán a nuestro organismo".