Este jueves se reunió la paritaria municipal sectorial y los representantes del Ejecutivo rechazaron el pedido gremial de un recuperar un convenio específico para el sector de agua y saneamiento.

El intendente de Santa Rosa, Luciano di Nápoli, propuso en la paritaria sectorial el pago de un adicional para los trabajadores de la Dirección de Agua y Saneamiento.  De esa manera, rechazaron el pedido del gremio SIPOS, que pretende recuperar un convenio específico para el sector. El ofrecimiento está por debajo de un adicional que había soliciado otro gremio que participa de la paritaria, ATE.

El secretario de Gobierno, Heriberto Mediza, fue el encargado de transmitir que la comuna no está en condiciones de asumir ese compromiso y solo puede ofertar un adicional. Planteó que están dispuestos a disponer 1,8 millones de pesos mensuales para cubrir ese adicional.

El adicional va del 15% al 50% según la categoría. En la mesa estuvo el SOEM, SIPOS, UPCN, ATE y Sipos. Como propuesta, el SOEM también había planteado que el monto que cobran los trabajadores en horas extra se blanquee en el sueldo, un reconocimiento de la tarea especial que realizan que implica un costo de 4 millones de pesos mensuales, según los cálculos de los funcionarios municipales.

Mediza justificó la respuesta en las posibilidades de la coparticipación y la recaudación de la comuna.  Los gremios evaluarán la propuesta y seguirá la discusión en la próxima reunión, la semana siguiente.

"Será cuestión de analizar la propuesta cuando nos llegue por escrito porque fue verbal. Se analizará con los compañeros y veremos cuál es el resultado", dijo Darío Caselli, el secretario general del SIPOS.

El gremialista aclaró que están "abiertos al diálogo" y repitió que sin agrandar la masa salarial pretenden que se incorpore el convenio colectivo propio. Expresó que podrían convenir una prórroga de seis meses si fuera necesario para implementarlo más adelante.

Pero aclaró que el municipio solo se mostró abierto para implementar un adicional. "Sí logramos que se de la discusión por los compañeros que no vienen percibiendo el salario por ser factor de riesgo. Eso hay que resolverlo", aclaró.

En este momento, son 5 trabajadores que no cobran las horas extras -son 80 por lo general- porque no están trabjando en el marco de la pandemia, debido a que forman parte de grupos de riesgo. Otro grupo de trabajadores volvieron a trabajar con un certificado médico, según el gremio, forzados porque perdían la mitad del sueldo. Esas horas extras por tareas especiales las pierden cuando faltan o se toman vacaciones.