Desde ayer se volvió a la modalidad previa al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio por la pandemia de coronavirus.

La Nutricionista Melisa Sequeira, integrante del equipo de trabajo de la Dirección de Gestión Social del municipio, señaló que la nueva organización se hace respetando los protocolos sanitarios.

“A partir de esta pandemia que atraviesa todo el mundo y tomando en cuenta que estamos trabajando con alimentos, los cuales están destinados a una población de riesgo como lo son los adultos mayores y niños, estuvimos capacitando anticipadamente al personal de nuestros comedores, y armando un protocolo de atención, para ver cómo iba a ser esta vuelta al servicio, tomando todas las precauciones y medidas de higiene necesarias”, destacó en declaraciones a Radio Municipal.

Explicó que durante el mes de junio se coordinaron una serie de talleres o entrenamientos en los cuales participaron equipos del Ministerio de Salud de Provincia, personal de las Direcciones de Bromatología y de Personal del municipio, y a partir de las cuales se trabajó sobre temáticas como Buenas Prácticas de Manufactura y Manipulación de Alimentos, Normas de Seguridad e Higiene en la atención de las personas que asisten a retirar su vianda, Métodos para una Correcta Desinfección de las Instalaciones y Elementos de Cocina, entre otros temas.

Agregó que “se establecieron turnos diarios de atención con un espacio de tiempo entre sí para poder efectuar una correcta desinfección de las instalaciones. Con ese fin, el primer turno de 11:30 a 11:45 es para que retiren su vianda el grupo de los Adultos Mayores, luego de lo cual se le da 15 minutos al personal del comedor para que higienice superficies y a ellos mismos”. 

“Seguidamente de 12 a 12:30 horas, se continúa con la entrega de viandas para las personas cuyos apellidos empiezan de la A a la M, para después hacer una nueva higienización, y finalizar con la entrega a las personas con apellidos de la N a la Z de 12:45 a 13:15 hs.”, agregó.

Por otro lado, Sequiera indicó que “para mantener las cuestiones sanitarias y lograr que el protocolo sea efectivo, es que las personas que asistan a buscar su vianda colaboren, respetando los horarios, concurriendo con barbijo o tapaboca, manteniendo el distanciamiento de al menos 1,5 metros entre personas al formar las filas, e higienizando sus manos y los recipientes con los que retiran sus viandas”.

Menú

La nutricionista aseveró que “durante el invierno se intenta tener más comidas del tipo de los guisos y platos con tuco, que son los que generalmente dan la sensación de brindar más calor para sobrellevar el frío. No obstante, para no descuidar la cuestión nutricional, también se incorpora mucha verdura, y distintos grupos de alimentos entre los que hay preparaciones con carne de vaca, pollo, y también legumbres”.

“ “Creo que tenemos bastante variedad de lunes a viernes en los menúes, siempre dentro de lo que se puede elaborar y cocinar en grandes cantidades como las que se hacen en los comedores municipales. Porque hay que tener en cuenta que hay sedes donde hay una demanda de 400 viandas diarias, por lo cual hay que evaluar muy bien la cantidad de insumos necesarios y el tiempo de elaboración, para lograr un plato que sea lo más nutritivo posible, y garantizar a cada beneficiario su vianda”, finalizó.