Los dirigentes ruralistas pampeanos sostuvieron que el proyecto que trata el Congreso enfrenta aún más "a los que tienen más y los que tienen menos".

La Agrícola Ganadera local se manifestó en contra del aporte solidario de las grandes fortunas del país que tiene media sanción en el Congreso y se aprobaría finalmente en diciembre. "Profundiza la grieta entre los que más tienen y los que menos tienen", afirmó el comunicado de la Comisión de Enlace de Sociedades Rurales de La Pampa que difundieron ante el avance de la propuesta.

El aporte, por única vez, afectará a alrededor de 10 mil grandes fortunas del país, con el objetivo de paliar los enormes gastos que debió enfrentar el gobierno nacional ante la emergencia de la pandemia del coronavirus en el país.  Los ruralistas pampeanos, aunque se estima que no más de dos o tres contribuyentes de la provincia deberán pagarlo, salieron a oponerse con los tapones de punta.

"Nuevamente chocamos con la misma piedra, en un accionar que no tiene capacidad de reacción por parte de nuestros diputados en el congreso de la nación, es de lamentar que acompañaran con su voto a que se concrete un nuevo saqueo al sector productivo pampeano, que todos sabemos perfectamente de su esfuerzo diario para mantener activas sus empresas, generando trabajo genuino a todos los habitantes a pesar de la pandemia que nos acosa", afirmaron los ruralistas en el pronunciamiento que firmó Martín Navarro.

"Apabullan las explicaciones totalmente ideologizadas, que manifiestan quienes dicen representarnos en el parlamento nacional. Esta forma de actuar, no ayuda en absoluto a equilibrar la arcas provinciales, ya que el mencionado impuesto no es coparticipable.¿Dónde está, el federalismo proclamado?", preguntaron.

 En ese sentido, consideraron que "el grandilocuente título: “APORTE SOLIDARIO Y EXTRAORDINARIO “, es en verdad una doble imposición ya que cada contribuyente tributó lo correcto al cierre del ejercicio el 31-12-19".

"Tras un matiz de estar atendiendo a los más necesitados, que obviamente  nadie se opone, ubican al sector productivo como falto de solidaridad, profundizando la  grieta entre los que tienen más y los que tienen menos  en este suelo argentino", interpretaron.

"Es posible que al haber actuado  votando favorablemente este impuesto, con la bandera de apoyar a los más carenciados, se sientan realizados; pero cuando se terminen estos fondos  ¿Cómo va a continuar el asistencialismo?... ¿Emitiendo dinero?...Realmente si debilitan la producción están en un callejón sin salida", alertaron.

Los productores pampeanos señalaron que "una nación no crece cargando sobre el capital productivo más impuestos, esta carga solo logra que quien produce  tenga cada vez menos competitividad".

"Es necesario reducir el estado elefantiásico, porque este impide la inversión, la generación de trabajo y el crecimiento, imposibilitando al estado nacional obtener recursos genuinos", apelaron a una receta siempre presente en sus discursos.

"Tenemos experiencia cierta en esto de los impuestos por única vez, así nacieron el impuesto a los réditos, al cheque, a los débitos  y créditos bancarios y otros tantos que siguen gravando las actividades. En síntesis, un país para crecer:” no debe gastar más de lo que produce”, cualquier otro camino es lisa y llanamente equivocado", concluyeron.