La obra social había cortado la cobertura cuando lo cambiaron a una hogar privado, de mayor complejidad, porque empeoró su salud. Ahora ahora tendrá que hacerse cargo. El paciente está en silla de ruedas, totalmente dependiente y con tratamientos médicos.

 La jueza civil Nº2, María del Carmen García, resolvió el jueves pasado que la obra social Sempre se haga cargo de la cobertura del hogar de ancianos al que fue trasladada una persona mayor, con discapacidad, a partir del desmejoramiento de su estado de salud. De esa manera, otorgó un poco de tranquilidad al paciente, Eduardo Piatti, y a su único hijo, que vive en Rosario y había promovido el amparo judicial.

Piatti ya había recurrido hace cinco años a la justicia, que falló en ese momento que la obra social debía prestar una "cobertura integral" a su afiliado. Sin embargo, en setiembre de este año, cuando fue trasladado al Hogar Madre Teresa, de Santa Rosa, la obra social dejó de solventar el costo de la internación. El Diario hizo pública la semana pasada la presentación del amparo que realizó el abogado Alvaro Carlos Ruggiero.

Piatti tuvo que ser internado dos veces en Faerac en setiembre. Luego del alta médico, ya no pudo volver al hogar de ancianos Sociedad Hermana de los Pobres, porque no podían cumplir con los cuidados que necesitaba ya que allí solo se alojan personas que pueden valerse por sí mismos. Pero eso fue derivado a la otra institución.

Sempre informó en el expediente que había realizado una evaluación desde el área de Salud Mental de la obra social. Y sostuvo que, como Piatti expresó que deseaba volver a su casa, sugirió continuar la atención a través de un acompañante domiciliario.

Sin embargo, a la hora de resolver, la jueza determinó que el pedido de Piatti "no excede" lo resuelto en el fallo de 2015, que le garantizaba una cobertura integral. "El costo que irroga la asistencia del afiliado al Asilo de Ancianos, o en su reemplazo la atención de un acompañante terapeútico, deben solventarlo la obra social", ordenó ese fallo anterior.

La jueza alegó que la obra social admitió la condición médica del paciente, la que se aprecia se ha agravado -según los informes médicos probatorios-, solamente expresan que al no poder estar  en el Hogar de Ancianos, dado que su situación no lo permite -no es autoválido-, hoy reviste una dependencia total para movilizarse y atender su patología,  pero que van a asignar un asistente terapéutico.

La magistrada remarcó que Piatti permanece en silla de ruedas y en un estado de total dependencia.

"Dada la situación grave de salud que reviste el actor y que, evidentemente necesita un permanente control y asistencia medica y seguimiento y, teniendo en cuenta que tampoco las codemandadas han ofrecido un lugar y/u hogar que sustituya al Hogar de Ancianos, si es que no consideran apto el hogar en que se encuentra actualmente Piatti, entiendo que corresponde hacer lugar a la peticionado por la parte actora", afirmó.

En consecuencia, deberá la obra social asumir la "cobertura integral" del costo derivado del Hogar de Ancianos "Madre Teresa", donde actualmente se encuentra alojado  Piatti, "por ser este lugar el adecuado para el tratamiento de la afección a la salud que presenta, resultar esto conducente a la habilitación y rehabilitación de las personas con discapacidad que preveen las leyes, en especial la ley Nacional Nº 24901".