Martín Balsa (Nuevo Encuentro en el Frente Justicialista Pampeano) reprochó al  legislador radical su "mala información" al "denunciar" una compra de barbijos sugestiva.

El diputado provincial del Frente Justicialista Pampeano Martín Balsa salió al cruce de las denuncias del diputado radical Mauricio Agón, que fueron compartidas por todo el bloque de la UCR pampeana, referidas a la compra de barbijos llevada a cabo por la provincia. Las calificó de “maliciosas y realizadas con mala información”.  

Balsa explicó que la compra se realizó a una empresa pampeana, “radicada en la zona franca de General Pico, que hizo una fuerte inversión comprando máquinas en China para la fabricación de barbijos y que el material que utiliza es de alta calidad, acorde con los estándares exigidos a nivel mundial. Comparar su costo, que tampoco es excesivo, con los tapabocas que se pueden comprar por internet es ridículo”, advirtió.

Según el diputado, que preside la Comisión de Salud de la Legislatura pampeana, “la compra se realizó de forma directa porque había una urgencia por garantizar la provisión de estos insumos médicos debido a la pandemia, y esta empresa los realiza en tela SMS, de 3 capas, con una capacidad de filtrado superior al 90 por ciento. Obvio que el mercado está inundado de productos con calidad inferior y menor precio, pero eso sería poner en riesgo la salud de nuestro personal sanitario. Sino que le pregunten a Horacio Rodríguez Larreta, que compró por un precio infinitamente superior material vencido y lo tuvo que tirar”, argumentó.

Apoyo a la industria

Balsa consideró que la denuncia de la UCR “no tiene en consideración que la compra se ha hecho a una empresa pampeana que ha garantizado al Ministerio de Salud la provisión prioritaria de estos insumos esenciales mientras dure la pandemia, con lo cual nuestro gobierno no sólo está apoyando la industria local y la generación de empleo en nuestra provincia, sino que además se asegura que no va a depender de los vaivenes del mercado jugando con la vida de médicos y enfermeras en una situación tan compleja como la que ha planteado el coronavirus”.

Balsa rechazó la acusación de que se esté realizando una inversión poco eficiente de los recursos públicos con esta compra. “El producto adquirido no sólo es pampeano, sino que en relación precio/calidad es excelente, ya que al estar radicada la industria en nuestra provincia hay muchos costos que nos ahorramos. Denunciar esto es tener malicia o falta de información, ya que en todo el mundo los estados han recurrido ante la urgencia de la pandemia a la compra directa de insumos porque los procesos de licitación son lentos y no se puede estar jugando con la vida de la gente sólo por querer cumplir un trámite administrativo”.

“La Pampa tiene un sistema sanitario fuerte -concluyó- que nos está permitiendo gestionar esta emergencia de un modo activo, yendo a buscar el virus, realizando testeos a las poblaciones de riesgo, como los transportistas, al mismo tiempo que hemos multiplicado nuestra capacidad de camas de terapia intensiva, acondicionando todo el sistema sanitario en tiempo record a las necesidades que exige la pandemia”.