Desde el 27 de junio, en jurisdicción de la Unidad Regional N° 1,  la policía de La Pampa labró 39 infracciones por la falta de elementos de protección contra el coronavirus

En La Pampa las multas oscilan entre los 2.000 y 5.500 pesos. Se hicieron en las localidades de Catriló, Santa Rosa y Toay.

Desde el 18 de junio la Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto del gobernador que permite aplicar multas y clausurar comercios ante la infracción por incumplimiento de los protocolos de Covid-19, entre ellos el uso de tapabocas.

La provincia endureció su política luego de constatar que un alto porcentaje de personas sale a la calle sin las medidas de protección.