La sorpresiva medida de fuerza había comenzado a las 18 de este miércoles. A las 8 de la mañana se llegó a un arreglo. Sigue la medida de fuerza en el caso de Toay-Santa Rosa.

Los choferes de corta y media distancia de todo el país iniciaron un paro por tiempo indeterminado porque no pagaron el proporcional del aguinaldo comprometido. Adhierieron los choferes de colectivo de toda la provincia. Pero en el caso de Santa Rosa este jueves hubo un tempranero acuerdo.

Los choferes del Ente Municipal de Transporte Uurbano cobraron el sueldo, que abonó el municipio. "El EMTU nos pagó en tiempo y forma y el paro era en solidaridad con el resto del país”, aclaró José Alvarez , secretario adjunto de la Unión Tranviarios Automotor.

“Con las empresas que cumplieron, salimos a trabajar”, agregó. Autobuses mantiene una deuda con los coheferes, aunque hay un compromiso de pago la semana que viene, precisó el gremialista. La deuda es por el aguinaldo y el proporcional de vacaciones. 

No funciona aun el servicio Santa Rosa-Toay.