Los propietarios ya presentaron a las autoridades municipales y provinciales un protocolo que contempla reducción de horarios y cantidad de personas por metro cuadrado.

Los propietarios de salones de fiestas infantiles de Santa Rosa pidieron a las autoridades municipales y provinciales la posibilidad de abrir sus instalaciones, bajo un estricto protocolo supervisado por las autoridades sanitarias, para poder trabajar.

Un representante de los propietarios, Carlos Guevara, se acercó hasta la redacción de El Diario para hacer conocer la postura. Manifestó que “ya se presentaron notas a Salud con un protocolo, a la Municipalidad y a la secretaría General de la Gobernación provincial. Están al tanto, conocen la situación pero aún no tenemos respuestas”.

Dijo que “entendemos y conocemos la situación que se está viviendo como también los protocolos de prevención de la salud en los comercios. Pero al igual que otras actividades de concentración de personas entre ellas bares, restaurantes y gimnasios deseamos reanudar la nuestra”.

Guevara contó que “estamos cerrados hace 3 meses. En mi caso, el último evento fue el 15 de marzo. El mío es un emprendimiento familiar y no alquilo pero ya han desaparecido 5 salones en estos tres meses”.

“Al igual que los demás establecimientos nos ajustaremos a los protocolos que el Estado crea necesario para el cuidado de las personas que ingresen a nuestros salones sobre todo los niños. Pero tenemos con urgencia el poder volver a iniciar nuestras actividades”, reiteró

Reiteró que “queremos que nos dejen abrir, presentamos un protocolo muy completo y nuestra intención es trabajar bajo todas las medidas sanitarias. Del protocolo nos hicieron unas observaciones que perfectamente podemos cumplirlas así que no habría inconveniente para trabajar”.

Desde el grupo de propietarios saben que “no podemos trabajar de la misma manera que lo veníamos haciendo aunque queremos ponernos de acuerdo. Por ejemplo podemos achicar los horarios, la cantidad de gente o hacer menos cumpleaños por días que lo hemos planteado como alternativa en los protocolos. Pedimos aunque sea que nos dejen hace un cumpleaños por día cumpliendo todas las medidas sanitarias”.

Por último y consultado por la propuesta que se había hecho desde la Municipalidad de reconvertir los salones en locales gastronómicos, , indicó que “la propuesta no fue para nosotros fue para salones más grandes porque nosotros no tenemos vajillas ni cocinas habilitadas así que seguimos cerrados”, finalizó.