Los delegados y delegadas gremiales señalaron que es en respuesta a un reclamo histórico del sector. "Es necesario para proteger a quienes hoy enfrentan la pandemia del covid desde la trinchera", remarcaron.

Los delegados y delegadas del sector médicos y enfermería de la Terapia Intensiva II del Hospital Lucio Molas, junto al Departamento de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo de ATE, informaron que consiguieron a reforma que habían propuesto como alternativa en el sistema de ventilación del servicio.

Explicaron que se trata de un reclamo histórico a las autoridades de salud de la provincia, por no cumplir con la normativa legal vigente, y que es exigiencia para ese tipo de sector. La terapia intensiva o intermedia está ubicada en el edificio antiguo del hospital, que no tiene sistema de aireación adecuada.

"Se había venido dilatando y ahora nos encontramos con la pandemia, que se contagia por vía aérea. No estaban dadas las condiciones para ingresar en ese lugar como si fuera un inverandora donde el virus iba a estar en contacto con el personal de salud, tan vapuleado en esta lucha contra el covid", dijo el delegado Leandro Chirino.

En un comunicado, los delegados señalaron que, basado en lo solicitado por el sindicato, se instalarán extractores en cada habitación, se colocara ventana de paño móvil, se proveerán de ropa de trabajo e higiene para garantizar la asepsia del personal, se proveerán equipos portátiles con filtrados específicos, mientras continúa la gestión para la compra y colocación del complejo sistema de aireación correspondiente.

"Comienzan las obras de reforma necesarias para garantizar la seguridad de las y los trabajadores de la Salud que hoy enfrentan la Pandemia de Covid en la trinchera", resaltaron los delegados en un comunicado.

El gremialista dijo que el jueves por la mañana fueron recibidos por autoridades del ministerio. Y se aceptó en esa reunión la propuesta de comprar equipos de filtrado de aire que son de usos móviles. "Eso garantiza el filtrado del aire y disminuye la exposición al virus que está en el ambiente. Es personal que atiende a personas que ya están infectadas. A esta terapia van los pacientes que salen del respirador, cuando se rehabilitan para volver a respirar por si solos. El personal está constantemente al lado de los pacientes, están expuestos a la carga viral del ambiente", explicó.

El viernes les confirmaron que salía de Buenos Aires hacia Santa Rosa el primero de los equipos que se compró inmediatamente. Son cuatro equipos para la terapia intermedia. "También solicitamos que estos equipos también se provean para el hospital modular, que ojalá no tenga que ser usado. Pero con los números que venimos va a continuar la demanda de terapia y va a ir creciendo. También se va a proveer equipos para esos conteiners", apuntó.

Pandemia

Por otro lado, Chirino dijo que "los trabajadores y trabajadoras ponen la cara todos los días. Vemos con preocupación la falta de cuidado de la comunidad, que no terminen de tomar conciencia y pongan en riesgo la salud de la gente que presta servicio de internación que cada vez están mas llenos".

"Ojala la cantidad de contagios no sea tan grande como para que la demanda no supera al sistema, algo que provoca angustia a los trabajadores por la posibilidad de no poder brindar la atención como pasó en otros lugares del mundo", señaló en declaraciones a LU100.

Chirino destacó el "compromiso" de los trabajadores de salud y especialmente aquellos que son monotributistas. Dijo que se firmaron los contratos que se habían vencido en setiembre y que tienen validez hasta marzo del 2021. Los contratos se renuevan cada seis meses.