El secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Néstor Lastiri, dijo que el pago de Nación a Mendoza no cambia el freno a la obra en COIRCO. Admitió que hubo un intento de Río Negro por "ablandar" el estudio de impacto ambiental.

Desde el Gobierno provincial no ven el nuevo pago de Nación a Mendoza por la obra de Portezuelo del Viento como un respaldo a la posición de la vecina provincia en el conflicto con La Pampa. "El convenio que dejaron firmado Macri y Cornejo no se puede modificar, aparentemente. Es como un débito de una tarjeta de una tarjeta y por eso el Gobierno nacional está pagando", dijo a El Diario el secretario de Recursos Hídricos pampeano, Néstor Lastiri.

"Para nosotros no cambia nada. El voto del Consejo de Gobierno de COIRCO que dice que se debe hacer una evaluación de impacto ambiental en toda la cuenca, no ha sido modificado y está vigente plenamente. Las condicionantes hacia Portezuelo siguen vigentes", remarcó el funcionario.

Lastiri además relativizó los trascendidos que surgieron desde Mendoza sobre una supuesta negociación con Río Negro y Nequén que le permita destrabar el conflicto a su favor. Pero si reconoció que hubo un planteo de Río Negro en el Comité Ejecutivo, una instancia inferior el Comité de Gobierno que integran los gobernadores y el jefe de Gabinete de la Nación.

"Hace dos reuniones atrás, los representantes de Río Negro presentaron propuesta de 'ablandar' la evaluacion de impacto ambiental o hacerla más laxa. Eso lo dijeron en el Comité Ejecutivo, y obviamente nos opusimos porque no habia disposición al respecto de la gobernadora (Arabela Carreras) y porque es un órgano inferior al Consejo de Gobierno. Dijimos que no correspondía, pero a la siguiente reunión tuvimos que hacer una presentacion porque habia quedado en el acta. Y antes de esa segunda reunión, se expresó nuevamente la gobernadora diciendo que no estaban dadas las condiciones ambientales ni de ningún tipo para la ejecución de Portezuelo y ratificó lo votado en el Consejo de Gobierno. Lo que hizo Mendoza de llevar esas 72 cajas con documentación (que el gobernador Rodolfo Suárez llevó a la Casa Rosada) es una aparatosidad para hacer circo", remarcó Lastiri.

-¿Igual no es llamativa esa posición de los representantes de Río Negro, más allá de que Carreras terminó ratificando la posición?

-No, para nada. Hay una necesidad política de adjudicar la obra por parte de Mendoza y por eso van y hacen todo esto, pero otra gestión no hay. Hasta ahora, no hay nada que modifique esta situación actual. Me parece sí que es una forma de querer activar la factibilidad de modificar el dictamen de los gobernadores y que ellos avancen con Portezuelo, cosa que hasta ahora no está sucendiendo.