La carne era trasladada desde Bahía Blanca a Cipoletti, sin documentación ni el cumplimiento de las normas sanitarias. 

En la madrugada de este jueves y en el marco de los  operativos de control que se llevan adelante en el Puesto Caminero de La Adela, se decomisaron y destruyeron 1.200 kilogramos de carne vacuna que no cumplían con la documentación y condiciones higiénico-sanitarias adecuadas.  

Alrededor de la 1 de la mañana de este jueves, personal policial del puesto de control interceptó un camión que viajaba desde Bahía Blanca hacía la ciudad de Cipolletti.

Al ser examinado se comprobó que albergaba una importante cantidad de carne vacuna que era trasportada sin cumplir con las normas necesarias.

Ante esto, se procedió a secuestrar 1200 kilogramos de carne y proceder bajo la Ley Provincial N° 817.

Además de los efectivos policiales, se hicieron presentes en el procedimiento personal del área de Bromatología del municipio local y un veterinario certificante.

Debido al riesgo sanitario que implica el desconocimiento del origen y la falta de higiene, la carne vacuna fue decomisada y se trasladada hasta un establecimiento habilitado para su destrucción.