La senadora pampeana del Bloque Frente de Todos, Norma Durango, en el inicio de la sesión especial remota de esta tarde formuló una cuestión de privilegio en su nombre y de todo su bloque “contra las expresiones vertidas en un programa televisivo, agraviantes a la vicepresidenta de la Nación, y por ende a la Presidencia del cuerpo”.

La senadora explicó que “fueron declaraciones agraviantes contra la vicepresidenta de la Nación y por ende a la investidura de este cuerpo” y recordó que “siempre que recibimos en la Banca de la Mujer denuncias que tienen como destinatarias a las mujeres, nos oponemos y solidarizamos. Todas las manifestaciones de violencia son repudiables e injustificables, no justificaremos a quien las realice”.

En un programa televisivo de Mirta Legrand, que conduce su nieta Juana Viale, Baby Etchecopar dijo "Cristina es el cáncer de la Argentina".

Fue tan grande la repercusión que el propio Etchecopar tuvo que salir a pedir disculpas por su exabrupto. "La verdad que me arrepentí de esa frase, por mi hijo y por Cristina", aseguró el conductor, cuyo hijo, Leandro, padece cáncer y enfrenta un tratamiento.

Durango expresó “quiero referirme a un hecho que excedió todos los límites y es en sí mismo, un compendio de todo lo que está mal, y que debemos desaprobar y denunciar todas las mujeres, más allá de la postura política que nos contenga. El sábado, en horario central en un programa de televisión, hubo una referencia a la vicepresidenta de la nación. Una referencia violenta, agresiva, patologizante y muy humillante. Quienes compartían el programa lo escucharon tranquilamente y aprobaron con su silencio, o su asentimiento estos dichos. Ya sabemos que quién calla, otorga".

La senadora pampeana dijo: "No lo vamos a tolerar, las mujeres de este bloque y no lo toleran más los movimientos feministas. Hemos dicho aquí en otras circunstancias y lo reiteramos hoy: si tocan a una, ¡¡nos tocan a todas!!
Porque mientras nosotras venimos alzando la voz para hacer oír nuestro reclamo de igualdad, equidad, paridad y no violencia, hay en nuestro país un machismo, arraigado, autoritario y violento que en estas expresiones hacia la vicepresidenta, mostró una vez más el desprecio que sienten por nosotras las mujeres".

.

Y no es casual que semejante desprecio sea hacia la ex presidenta de las y los Argentinos, como tampoco es casual que sea contra una mujer. No, porque no es la primera vez, y porque claramente es un modo de vernos y de tratarnos. Descalificando, desde el odio, con agravios, con violencia política y violencia mediática".

Consideró que "el sábado se refirieron con nombre y apellido a Cristina Kirchner, diciendo cosas que no quiero repetir en este lugar. Me avergüenzo de repetirlas. Podría sí, analizar cada palabra de ese mensaje misogino, pero sólo me voy a detener en dos cuestiones. La primera, esta manía histórica de patologizarnos, ya lo hicieron con Evita y ahora lo hacen con Cristina. Viva el cáncer! Le escribieron a Eva. Ella es el cáncer! Le gritan a Cristina. Quienes hemos transitado esta enfermedad y yo soy una de ellas, y sabemos lo difícil y doloroso que es atravesar el cáncer, no podemos menos que con todas nuestras fuerzas desaprobar esta patraña!!".

"La segunda cuestión a la que quiero referirme enparticular, es esto de calificarla desde la falta de compañía. “Es una mujer sola”, dicen para señalarla como incompleta, como desprotegida. Otro estigma que se repite!
Igual y más allá de ser obviamente una falacia, la cantidad de voces de rechazo a esta estigmatización que se escucharon en estas horas, marca que usted señora presidenta no está sola", dijo Durango.