El SOEM reclamó que la Municipalidad -que ya exoneró al agresor- sume a la mujer agredida a su planta permanente  de empleados y empleadas, tal como lo establece la ordenanza vigente.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) reclamó a la Municipalidad de Santa Rosa que de manera inmediata incorpore a su planta permanente a una mujer que fue víctima de violencia de género por parte de un empleado comunal que ya resultó exonerado por esa razón.

Dora Parada, secretaria de Actas y Difusión del SOEM, lamentó la demora oficial en el cumplimiento de la ordenaza que determina que en estos casos las víctimas ocupen el lugar de los agresores.

“Evidentemente, por el tiempo que pasó, algo se dilató en el tiempo. No sabemos qué pasó porque nadie nos dio una explicación. Se tiene que cumplir la ley, porque este es un tema grave de violencia de género”, dijo la gremialista en Radio Kermés.

Aclaró también su “mínima satisfacción, porque el Ejecutivo municipal dio lugar a la nota que presento el SOEM, pidiendo pronto despacho y celeridad en el trámite. Fuimos informados que la resolución de exoneración se realizó el jueves (de la semana pasada), pero no entendemos por qué aún no dictaron la incorporación inmediata de la víctima”.

La situación generó además un cruce con la Asociación de Trabajadores del Estado, que de algún modo criticó el accionar del SOEM.

“Me sorprende que un gremio compañero esté con una desinformación mayúscula y cuyas declaraciones me parecieron inoportunas. Parecían más preocupados en atacar las supuestas inacciones de SOEM, que en la incorporación de la víctima y cumplir la normativa vigente”, dijo Parada.

“Hace bastante tiempo, la comisión directiva del sindicato arbitró una normativa institucional, donde faculta a nuestro secretario a negar cualquier tipo de asistencia a un agente que haya incurrido en cualquier tipo de violencia. Ante condenas firmes viene la exoneración, y la gravedad de este caso es que es violencia de género”, aclaró la dirigente.