Un vecino de la calle Delfín Gallo en el barrio de “Villa Santillán” de nuestra ciudad reclamó a la Municipalidad la poda de un olmo o su extracción por los daños que provocan sus raíces.

Sergio Lorga se quejó por las ramas y raíces de añejos árboles de la especie olmo, que se encuentran en contacto permanente con cables. Las raíces se filtran en su vivienda de la calle Delfín Gallo al 1.400, produciendo, preocupación por las ramas que podrían caerse, daños en su cañería y provocando una fuerte humedad en su hogar.

"No es capricho o el gusto de desrtuir la naturaleza", dijo Sergio Lorca en la carta que envió a la municipalidad. Además realizó muchos llamados a diferentes áreas para pedir una solución.

Cansado de hacer el reclamo al municipio para que poden y extraigan esos árboles, decidió enviar ésta nota a los medios para reclamar al Municipio que realice los trabajos de poda y extracción correspondientes.