La jueza Florencia Maza aceptó el planteo del Poder Ejecutivo Provincial para presentarse como querellante en la causa en la que se investiga a los dos jueces y al fiscal por violar la cuarentena durante un encuentro por el Día del Amigo.

El Ejecutivo provincial será querellante en la causa judicial que investiga la violación de la cuarentena por parte de tres funcionarios judiciales. Así lo decidió la jueza Florencia Maza, que tiene en sus manos el expediente.

La magistrada dio vista al fiscal sobre el planteo que hizo el gobierno provincial y resolvió la cuestión en ese sentido.

La causa involucra al juez del Tribunal de Impugnación Penal Pablo Balaguer, al juez correccional Miguel Ángel Vagge y al fiscal general Guillermo Sancho.

Maza fue quien también firmó las órdenes de allanamientos que se llevaron a cabo el lunes y que generaron convulsión entre los involucrados y en el Poder Judicial en general.

“Esto quiere decir que el Estado es una parte más... puede acusar de manera autónoma. Es decir, por ejemplo si el fiscal que investiga quiere archicar el expediente el Estado puede decir 'yo acuso'. A partir de ahora es una parte más del proceso”, explicó a El Diario una fuente judicial.

Tal como informó este diario, el gobernador Ziliotto instruyó la semana pasada a la Fiscalía de Estado para que el Poder Ejecutivo “se constituya en calidad de querellante”.

En los fundamentos del decreto se destaca que “la supuesta acción desplegada por los imputados reviste de gravedad institucional” y que “el Estado provincial no puede omitir el caso teniendo en cuenta la función que desempeñan algunos de ellos”.

La causa se originó a partir de una denuncia realizada por el subsecretario de Salud de la Provincia, Gustavo Vera.