Antes del cierre de la planta de Carnes Pampeanas, durante su trabajo como supervisor kosher (Schojet), un rabino israelí resultó seriamente herido en un accidente con un animal.

"Una vaca lo pateó por detrás en la pierna y lo hirió. Se sometió a una cirugía en la pantorrilla y quedó en terapia intensiva. Su familia ahora está tratando de trasladarlo a Israel para recibir tratamiento y rehabilitación adicionales", según informó este lunes el portal Caminos Religiosos.

El sitio web israelí Behadrei Haredim difundió que la familia quiere trasladarlo a otro hospital para recibir tratamiento adicional. Miembros de la comunidad en Argentina ayudan en todo el procedimiento. La familia trata de llevarlo bajo las restricciones que impone el coronavirus a Israel.

 

Eliahu Hamra, presidente de Vaad Hakehilot, como representante de la AMIA, se contactó con la familia del rabino. También con el presidente de la comunidad local en Santa Rosa. El dirigente de AMIA monitorea de cerca el cuidado del carnicero.

Unos minutos antes de Shabat en Israel (el viernes pasado), la familia del rabino fue informada de que había una mejora significativa en su condición, y sería dado de alta de la unidad de cuidados intensivos y trasladado a una sala regular para una mayor rehabilitación.
Los rabinos tienen pensado permanecer en Argentina hasta Iamin Noraim ( las altas fiestas de la comunidad)