Participaban de una cena en un departamento de Villa Tomás Mason.  Además, la Policía hizo 10 actas más por "encuentros sociales" que están prohibidos. 

La Policía de La Pampa debió acudir en la noche de este sábado y la madrugada del domingo a varios domicilios en la ciudad de Santa Rosa  en los que se realizaban encuentros sociales, los cuales están prohibidos por el Aislamiento Social preventivo y Obligatorio decretado por el gobernador Ziliotto. El más llamativo fue un "encuentro social" del que participaban cinco suboficiales del Ejército Argentino 

En total se iniciaron, en todo el ámbito de la Unidad Regional I, 71 actas por violaciones al artículo 205 de las cuales, 21 fueron en Santa Rosa. Las otras 50 se reparten en el resto de las Departamentales que forman parte de la URI.

Por infracciones a la ley 3242 (uso de tapaboca) se hicieron 14 actas mayoritariamente en el área de la Seccional 2da en Santa Rosa.

El jefe de la Unidad Regional I, Comisario Rubén Torres, informó que en horas de la noche de este sábado, personal de la Seccional Segunda concurrió a un complejo de departamentos del barrio Tomas Mason Norte, a raíz de un llamado al 101 realizado a las 23.26 horas que advertía de un encuentro social o una comida a partir  del movimiento y la presencia de varias personas.

El departamento está ubicado en la calle Joaquín Ferro entre Asunción del Paraguay y Río Bermejo. Cuando el personal de la Seccional Segunda llegó al lugar comprobó que allí residía un suboficial del Ejército Argentino  quien estaba junto a otros cuatro camaradas. Todos fueron notificados por infracción al artículo 205 del Código Penal, que sanciona la violación de la cuarentena.

Por otro lado, el comisario Torres desglosó las causas iniciadas en Santa Rosa en siete por permanencia en la vía pública, diez por reuniones sociales o familiares y cuatro a vehículos por circulación sin el permiso correspondiente.

En el ámbito del área interior, en total entre las 28 dependencias que comprenden las Departamentales de Macachín, Riglos, Catrilo y Eduardo Castex, Victorica y Telén, se hicieron 50 actas de infracción en su gran mayoría por reuniones sociales.

En Eduardo Castex, la Policía debió concurrir a una reunión social. Cerca de la 1 de la mañana se pudo constatar un encuentro del que participaban  hombres y mujeres y hasta un niño de 1 año de edad. Dos de las personas son reincidentes ya que a una se le había secuestrado el auto días pasados por violar la norma vigente.