Un grupo de comerciantes reclama atender la economía por sobre la salud. Están organizados en un grupo de Whatsapp en el que figuran como administradores dirigentes de Juntos por el Cambio. Del otro lado, la Cámara de Comercio hace equilibrio entre la salud y la economía. 

El regreso a la Fase 1 de la cuarentena por la pandemia de Covid-19 hizo estallar la interna entre los comerciantes santarroseños donde también se mezcla la política partidaria. Hay un nucleo duro, que se denomina autoconvocados, que reclama abrir sus puertas para atender su situación económica. La gran mayoría no está asociado a la Cámara de Comercio y viene protaganizando protestas en la calle con el objetivo que se les permita reabrir sus comercios. En la vereda de enfrente, está la Cámara de Comercio que mantiene un diálogo más fluido con las autoridades provinciales para buscar una salida equilibrada entre la salud de la población y la economía de sus empresas.

pedehontaa camara de comercio nevares

Desde el Gobierno Provincial han manifestado, a través del secretario de Trabajo Marcelo Pedehontaá, que se "entiende la preocupación de los comerciantes de Santa Rosa pero no teníamos opción. No es una medida arbitraria, sino pensada, por la situación epidemiológica". El jueves pasado pidió paciencia hasta el próximo lunes o martes para tener datos de la situación epidemiológica en la ciudad. Un día después, este viernes, la realidad cambió y se confirmaron varios casos de Covid-19 en Santa Rosa. Incluso hay una fuerte intervención sanitaria en el barrio Río Atuel a partir de la confirmación de 11 contagios. Este sábado se confirmaron otros 13 casos en la ciudad.

a manifestacion comerciantes anticuarentena 5

Los comerciantes denominados "autoconvocados" tienen un grupo de Whatsapp identificado como CALPA. Entre los administradores del grupo figuran un dirigente de la UCR y una exfuncionaria municipal de Juntos por el Cambio. El grupo se movilizó a la plaza San Martín el miércoles a la noche, horas después que el gobernador Sergio Ziliotto anunciara que Santa Rosa pasaba a Fase 1. El jueves y viernes fueron sumando gente y protagonizaron protestas en Casa de Gobierno. Este viernes al mediodía unas 200 personas quemaron cubiertas en la rotonda de Casa de Gobierno. Por ahora, el Poder Judicial no ha tomado intervención en el delito que cometen esas personas que realizan una movilización cuando hay decretado un Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Ese grupo de comerciantes no quiere cumplir con la cuarentena obligatoria sino que pretende abrir sus comercios para atender su situación económica que está en crisis por la pandemia. "Si no tenemos respuestas vamos a abrir los comercios, con permiso o sin permiso y vamos a seguir con las marchas. Queremos volver a Fase Cinco. Nosotros no queremos volver a Fase Tres", manifestaron en la movilización. Por este discurso son vistos como "anticuarentena".

"Hace treinta y pico de años que el gobierno justicialista gobierna la provincia y no tenemos los hospitales acondicionados para casos como este", lanzaron durante la manifestación del viernes.

Por su parte, la Cámara de Comercio, que preside Roberto Nevares, se ha mostrado dialoguista. Mantuvieron reuniones con las autoridades provinciales el jueves y el viernes. Presentaron un petitorio de propuestas para mantener los comercios en actividad. Si bien piden reabrir, no plantean volver a Fase 5 como estaba la ciudad antes del miércoles pasado. Exigen que se les permita una reapertura gradual, primero a través del delibery para ir avanzando en etapas.

comercios

"Nosotros somos respetuosos de todos, hay gente que piensa distinto, que hay que abrir si o sí. Cada uno tiene su punto de vista, muchos dicen que no reconocen a la Cámara, y tienen toda la libertad para hacerlo. Hay algunos que se sobrepasan un poco, en algunas declaraciones me han faltado el respeto”, dijo Nevares.

En el petitorio, además, la Cámara de Comercio pide prórrogas de impuestos y tasas y la extensión del programa ATP para poder pagar a sus empleados.