El gremio que agrupa a trabajadores y trabajadoras del sector salió a hacer advertencias públicas y recordó las consecuencias legales que que implican los incumplimientos normativos.

El Centro de Empleados de Comercio salió a advertir las consecuencias que pueden sufrir los comercios que obligan la presencia de sus trabajadores o trabajadoras aun cuando se trata de actividades no exceptuadas en el decreto vigente que aplica la Fase 1 de la cuarentena.

El gremio dio a entender que hay propietarios de negocios que saltean las normativas y advirtió sobre las consecuencias en un comunicado de prensa.

"Medida no deseada"

El CEC participó de un encuentro que se llevó a cabo en Casa de Gobierno en el que  estuvieron presentes el titular de la Secretaría de Trabajo y Promoción del Empleo, Marcelo Pedehontaá; el secretario General de la Gobernación, José Vanini; el subsecretario General de la Gobernación, Bruno Ramírez; el presidente de la Cámara de Comercio, Roberto Nevares y el subsecretario del Centro Empleados de Comercio, Rodrigo Genoni y Rosalyn Kill, del directorio la Cámara de Comercio.

En esa reunión, desde el Gobierno provincial se les expusieron los motivos que determinaron el regreso a Fase 1 en algunas localidades de La Pampa, en tanto que la Cámara y el gremio presentaron un escrito con sus requerimientos.

Los funcionarios les reiteraron a los representantes del sector del Comercio que se trató de “una medida no deseada”, pero que resultó “imprescindible” para poder ejercer mejor control sobre el brote de COVID-19 que se disparó en Catriló con nexo epidemiológico en Pellegrini.

Las advertencias

En una comunicación pública, el CEC recordó que como consecuencia de las medidas adoptadas por el Gobierno Provincial, en particular en las localidades en la que se ha dispuesto el regreso a la fase 1 y la consecuente prohibición de circular, resulta "prioritario el cuidado de la salud de los trabajadores y sus familias".

Sólo los trabajadores de las actividades exceptuadas en el decrecto 1740/20 deben acudir a sus puestos de trabajo, obteniendo para ello los permisos de circulación correspondientes, insistió el CEC.

Avisó que "en caso de constatarse que comercios no incluidos en dichas actividades exceptuadas, soliciten a sus empleados concurrir a su puesto de trabajo en violación a la normativa citada y/o se corrobore la presencia de trabajadores prestando tareas en comercios no exceptuados, se procederá a realizar las denuncias penales y administrativas correspondientes".

Además el sindicato dejó "constancia" de que para los casos anteriormente expuestos y, ante un potencial contagio de covid-19, será pasible dicho comercio de las consecuencias establecidas por el Código Penal respecto de la salud y vida del empleado y sus familiares, "como así también de la reparación integral de todos los daños y perjuicios que dicha violación ocasione, en especial, teniendo en cuenta que, al infringir la normativa, el trabajador no está cubierto por su ART".

"Solicitamos encarecidamente a todos los empleados y comercios tener los mayores cuidados y recaudos ante esta difícil situación, manteniendo el distanciamiento social y respetando lo dispuesto por el Poder Ejecutivo Provincial y las autoridades del Ministerio de Salud, para poder frenar entre todos el avance del virus en nuestra Provincia", completó un comunicado de prensa del sindicato.