A tres años de la desaparición de Santiago Maldonado, el Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos lo recordó y reclamó “justicia completa” para el joven cuyo cuerpo apareció 78 días después en el Río Chubut.

También pidieron por la aparición con vida de Facundo Castro y “cárcel común a lxs culpables de todas las víctimas de la violencia policial”.

“No renunciaremos al pedido de búsqueda de Verdad y Justicia por Santiago, seguiremos apoyando a la familia en este camino tan doloroso, en el que tuvieron que soportar todo tipo de escarnios y operaciones instrumentados por los medios hegemónicos y funcionarios macristas, siendo víctimas también del abominable espionaje ilegal instrumentado desde el Estado”, advirtieron.

“Junto al reclamo de Justicia por Santiago, no podemos dejar de preguntarnos también: Dónde está Julio López? Y qué ocurrió con Facundo Castro. Todos son casos por los que el Estado debe y tiene la obligación de darnos respuesta”, remarcaron.

Apuntaron además que “en todos los casos de Violencia Institucional, desde el advenimiento de la democracia, en los pocos que han sido juzgados y condenados sus responsables ejecutores, en ninguno lo han sido los responsables políticos de los mismos”.

En el caso de Facundo Castro remarcaron que hay “sobradas sospechas de que la responsabilidad es de la Policía Bonaerense”, y que más allá que “resulta intolerable que llevemos 90 días sin novedades”, es “esperanzador” que el presidente Alberto Fernández “no negara esta situación y se comunicara con la familia, comprometiendo su ayuda con el esclarecimiento del caso, que sin ser garantía de la resolución del mismo, pone el eje en el Estado de Derecho, señalando la prioridad de la Víctima, y la garantía de investigar a las fuerzas sobre las que se tienen sospechas”.

Si cuestionaron al ministro Sergio Berni quien dijo que no había pruebas para responsabilizar a la Policía bonaerense “cuando esto fue desmentido por la mamá de Facundo, por las imágenes obtenidas, por los dichos de testigos”.

En cuanto a lo local, insistieron en la necesidad de una nueva Ley Orgánica de Seguridad “que sea superadora, con la participación de todo el campo popular, gremial, académico, social, etcétera, que rija a la Institución Policial en su accionar y su relación con la ciudadanía, ya que la que está en vigencia, data de la época de la Dictadura”.