El intendente Luciano di Nápoli salió al cruce de la denuncia por "sobreprecios". Le recordó al diputado del PRO su vínculo con el macrismo y redondeó: "el ladrón cree que todos son de su condición".

El intendente Luciano di Nápoli no ahorró picante en el cruce con el diputado macrista Martín Ardohian. Reafirmó la desmentida oficial sobre el sobreprecio en la compra de fideos, pero además lo acusó de ser "un mamarracho, él y lo que dice". Por las dudas, le recordó su pertenencia al macrismo y que desde ese lugar "el ladrón cree que todos son de su misma condición".

El jefe comunal aclaró que una compra de fideos se hizo fuera de la provincia, a precio inferior a lo que incluso se compraba en la anterior gestión local, porque por cuestiones de abastecimiento los proveedores locales no llegaban en el plazo requerido.

El intendente insistió en que el municipio es "más transparente" para hacer compras y aseveró entrevistado en Radio Kermés: "Ardohain representa a Mauricio Macri, que generó toda su fortuna a partir de la patria contratista, poniendo sobreprecios en la obra pública. Debe venir de ahí la reflexión del diputado, sabiendo cómo la hizo su patrón".

Lamentó que pese a que difundió un comunicado de prensa, el diputado no se interesó por conseguir información ni le sugirió algún paso al concejal de su mismo partido, Marcelo Guerrero.

"Es una mentira flagrante, en primer lugar porque la Municipalidad está habilitada para comprar en forma directa, eso fue votado por unanimidad en el Concejo Deliberante. En segundo lugar, hemos comprado los paquetes de fideos mucho más baratos que en la compra anterior que hicimos, e incluso mucho más barato de lo que los compraba el intendente (Leandro) Altolaguirre de su partido", aseveró di Nápoli. Reafirmó así los números oficiales que la comuna ya había difundido el día anterior, a modo de respuesta y desmentida.

"Estamos acostumbrados a estos mamarrachos de Ardohain. Lo vemos en la plaza organizando marchas anticuarentenas y después poniendo cara de compungido cuando aparecen los brotes", puso como ejemplo irónico.

"Las políticas de compra de la Municipalidad son transparentes y si tiene alguna denuncia que hacer que vaya a la justicia. Y son más transparentes porque invitamos a un mayor número de proveedores y por eso logramos bajar los costos y no solo de los fideos sino que el municipio ahorró 500 mil pesos por las compras de gasoil. Altolaguirre pagaba 58 pesos el litro de gasoil y nosotros menos de 50", añadió di Nápoli.

Habló, además, del regreso a la Fase 1. "Esta vez estamos preparados. Los comerdores permanecerán en funciones con la modalidad vianda, confirmó.