Este miércoles, en el primer encuentro por zoom de técnicos de ambas provincias, los representantes mendocinos dijeron que necesitan obras para garantizar una suelta de agua regular. La Pampa enviará una propuesta de cinco puntos que incluye el caudal de 3,2 m3/s.

 

"Dijeron que no tienen agua para dar y que necesitan obras". El subsecretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Néstor Lastiri, resumió la posición de los representantes mendocinos en la primera reunión de grupos técnicos de ambas provincias que se realizó este miércoles por la mañana, luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia que estableció un caudal mínimo para el Atuel en territorio pampeano. La resolución de la Corte establece un plazo de 90 días para que las dos provincias se pongan de acuerdo en obras y acciones para cumplir su decisión.

Los representantes pampeanos quedaron de acuerdo en enviarle una propuesta de cinco puntos a Mendoza, bien detallada. Uno de ellos es la suelta inmediata del caudal permanente y fijo de 3,2 m3/s.

La reunión se desdarrollló desde las 10 horas, de manera virtual, con representantes de La Pampa y Mendoza, un grupo de trabajo integrado por técnicos del denominado Comité Interjurisdiccional del Atuel Inferior (CIAI), para empezar a dar los primeros pasos para cumplir con el fallo de la Corte Suprema que obliga al gobierno mendocino a dejar correr el río en territorio pampeano con un caudal de al menos 3,2 m3/s.

El fallo de la Corte ordena "acciones y obras", a determinar en 90 días, para garantizar un caudal permanente del río Atuel en el límite entre Mendoza y La Pampa. En caso de que las jurisdicciones y Nación no se pongan de acuerdo será la Corte la que tome una decisión entre las propuestas.

En la previa al encuentro, la posición de Mendoza es clara: sostiene que no puede garantizar ese caudal si antes no se hacen obras que debería financiar Nación. Menciona un plan de obras del Instituto Nacional del Agua (INA) por un monto de 1.000 millones de pesos.

Desde el lado pampeano y de acuerdo a lo que pudo conocer El Diario, la postura es que el fallo habla de obras y también de acciones para garantizar agua en La Pampa. Las obras que se deben realizar llevarán un tiempo y el fallo ordena restituir el caudal en menos de 90 días.  

Uno de los puntos a tratar en el encuentro de este miércoles es la creación del organismo de cuenca que se denominará Comisión Interjurisdiccional del Río Atuel (CIRA). Este es un viejo reclamo pampeano porque es el órgano que determina los manejos del agua del río, tal como lo hace el COIRCO con el Río Colorado.

En diciembre de 2017, la Corte había ordenado a las administraciones de La Pampa y Mendoza que establecieran en 30 días un caudal hídrico apto en el río Atuel para moderar los efectos ambientales y económicos que sufre La Pampa por corte del río. Con los plazos vencidos, el máximo tribunal consideró el pasado 16 de julio como razonable la escorrentía de 3,2 metros cúbicos por segundo.