Con la participación de organizaciones sociales y políticas, gremios y grupos ecologistas se presentó esa entidad. Advierten por la crisis hídrica del Colorado, la consecuencia de Portezuelo del Viento y la crisis de los acuíferos.

 Entre los integrantes está la Fundación  Chadileuvú, la CTA, UTELPA, el Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos y el SiTraSap (Salud) entre otros. Hay una cincuentena de entidades que comprometieron su participación. La presentación fue a través de una conferencia de prensa por Zoom. 

El presidente de la Fuchad, Héctor Gómez explicó que la Coordinadora se lanza "para la defensa de los ríos y del ambiente".

Advirtió que "más de la mitad de la población de La Pampa está amenazada del acceso al agua potable. Hay una crisis de los acuíferos subterráneos, que  ,no tiene retorno. El balance es negativo porque lo que ingresa es menor a lo que se extrae".

Remarcó que "la mitad de la población de La Pampa depende del río Colorado y el día de mañana va a depender el  ciento por ciento  del río Colorado. Y que en la actualidad el río Colorado abastece a 300 mil personas, pero en los próximos años cuando se termine el acueducto del río Colorado hasta el norte pampeano y el acueducto de Bahía Blanca vamos a ser 1 millones de personas", dijo Gómez.

"El río Colorado está en una crisis hídrica gravísima", remarcó. Del histórico caudal de 147 m3/s, en la actualidad solo quedan 80 m3/s, una crisis que afecta a los ríos de régimen nival de la Coordillera de los Andes. "Cuando menor caudal, hay menor calidad porque aumenta el tenor salino", agregó.

Otro factor de preocupación es la obra de la represa de Portezuelo del Viento. "Atenta contra el futuro de La Pampa, la provincia puede tornarse inviable", dijo lisa y llanamente Gómez. Aseguró que al objetivo de generar energía eléctrica, Mendoza suma la pretensión de trasvasar agua al río Atuel, lo que reduciría el  caudal del Colorado porque lo tomaría de un afluente, el río Grande.

Claudia Fernández (UTELPA- CTA), Julio Acosta (Luz y Fuerza) y Mirta Viola (SiTraSap)  expresaron su respaldo a la iniciativa, desde sus gremios.

Víctor Giavedoni (Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos) apuntó que aun en el uso del agua para generar energía se encierra "un negocio para pocos". Gómez ratificó que hay que enfrentar la tendencia (de algunos países) de plantear el agua como una mercancía (que cotiza en la Bolsa) y no como "un derecho humano", como lo califica el consenso mayoritario de la comunidad internacional. 

El vecino de 25 de mayo, el ingeniero Darío Segundo (integrante del grupo de kayakistas Lululen Aventura) explicó su mirada desde esa ciudad pampeana, ribereña del Colorado.

"No sumamos como grupo de actividades ecologistas, con enorme interés en la sustentabilidad del río", señaló. Advirtió en relación a la construcción de Portezuelo del Viento que "el río es otro, la planificación debe ser revisada", en relación al Tratado del Colorado. Detalló que "25 de mayo tiene un crecimiento demográfico muy grande. Faltan estrategias educativas, porque el río día a día recibe basura. No nos damos cuenta que el agua que tomamos es del río Colorado. El río hace desaparecer la basura, pero no es magia", ironizó.

El geólogo Carlos Schulz describió la crisis de las aguas subterráneas y el impacto en la vida de los pueblos. "El agua subterránea no es fácil de conseguir", aseguró. Por el alto consumo, los acuíferos se reducen .

El histórico problema de la presencia de flúor y  arsénico, se agrava. "El sector del norte es el más comprometido. El flúor y el arsénico avanza sobre los acuíferos", dijo en referencia al sector de la provincia que no se abastece con agua del río Colorado. Además señaló el alto consumo de los acuíferos que hace la producción ganadera. Esa crisis de los acuíferos, obliga a poner la mirada en el río Colorado como fuente de abastecimiento de agua potable.