El Gobierno provincial le propuso a los gremios estatales de la Intersindicial readecuar la escala salarial de la ley 643, aplicando una diferencia del 5% en la asignación de categoría a partir de la categoría 1. Esto representaría un aumento general del 11%, que se aplicaría a partir del segundo semestre.

Este es un añejo reclamo de los gremios  estatales.

"Nos vamos conformes", dijo el secretario general de APEL, Aldo Bafundo al expresar el parecer de los paritarios de la Intersindical que participaron de la reunión con el Gobierno.

Por el lado del Gobierno,  participaron el subsecretario de Hacienda, Guido Bisterfeld; las directora de Presupuesto, Viviana Soledad Otero y el Procurador General de Rentas, Araldo Eleno.

De los gremios estuvieron Ricardo Araujo (asesor de ATE), Ricrdo Valcarcel (UPCN), Mirta Viola (SiTraSaP) y el propio Bafundo.

La propuesta del Gobierno comenzaría a instrumentarse en la segunda parte del año. En la Intersindical entienden que los recursos deben volcarse en seguir la pauta salarial con la aplicación de la cláusula gatillo. 

paritaria hoy 2

Hubo tres propuestas desde el Gobierno. En las dos primeras, no había impacto en las categorías más bajas.  En la tercera (la diferencia del 5% entre categoría en la asignación de cada una) se alcanza con una mejora a las categorías más bajas (de la 14 a la 16): esa es la que analizarán los grem ios y los paritarios de la Intersindical vieron con buenos ojos.

"El tema pasa  porque haya diferencia entre la categorías. No solo tiene que ver con la función, sino con la responsabilidad y con la parte económica. Hoy la propuesta que llevó el Gobierno de separar un 5% en las categorías es la más viable porque proporcionalmente lleva un incremento a todas las categorías, inclusive a la 16 y sería un aumento del 11% real en el salario", explicó Bafundo.

Esto impacta en los conceptos bonificables como asistencia, antigüedad y horas extras. La aplicación de esa propuesta "arrastra" hacia arriba las categorías más bajas.

"También el Gobierno apunta a esa propuesta", dijo el secretario general de APEL.

"Además está la garantía. Cada aumento que no llega a alcanzar el Salario mínimo, vital y móvil, se completa con la garantía. Esto tienden a que desaparezca la garantía y aumente la asignación de la categoría. Ese es el objetivo que tenemos desde la mesa", afirmó.

Ahora seguirá funcionando una mesa de trabajo -no habrá una mesa paritaria con intervención de Trabajo- para definir y cerrar la propuesta oficial.  No hay fecha de reanudación de las reuniones.

"Es una conquista importante en caso de lograrse. Porque equipara las categorías, desaparece la distancia abismal que hay entre las más altas y las más bajas", dijo Bafundo. 

"El objetivo es incorporarla durante este año., en lo posible, de la manera que el Gobierno tengan posibilidades presupuestarias de hacerlo. No podemos pretender otra cosa, porque están las cláusulas gatillo.  La idea es mantener la cláusula gatillo, recuperar después de julio el retraso de la inflación del 2020 y después aplicar la escala salarial", detalló el dirigente legislativo.