A través de una solicitada que se publicó en la edicíon impresa de hoy de El Diario,  los empresarios del sector dicen que están cerca de un "desfinanciamiento" que les impedirá "continuar como prestadores".

Las clínicas y sanatorios de La Pampa salieron a manifestar su preocupación por la negativa del Gobierno Nacional y Provincial de autorizar un ajuste en el cobro de las prestaciones. Los reclamos apuntan directamente al PAMI y al SEMPRE.

Lo hicieron a través de una solicitada que se publica en la página 3 de la edición de hoy. También en el marco de un reclamo salarial de los empleados del sector. Mañana habrá una nueva audiencia de conciliación y si no hay acuerdo, el jueves 15 de abril habría un nuevo paro general.

El escrito está firmado por el Sanatorio Santa Rosa, la Clínica Modelo, la Clínica Argentina, la Clínica Regional y la Clínica Santa Teresita.

Además de los efectos ocasionados por la pandemia, los empresarios del sector citaron la "alta e incesante inflación", como uno de los argumentos para sostener el reclamo.

Y aunque destacaron que recibieron ayuda del Gobierno a través de los ATP, "la grave problemática de fondo no se resolvió".

En este sentido, resaltaron que "los valores de las prestaciones de obras sociales importantes y determinantes como PAMI y SEMPRE no acompañaron la necesidad del sector, pero, las clínicas y sanatorios entendiendo que se trata de un servicio esencial que no debe bajo ningún punto de vista interrumpirse, continuaron desarrollando sus actividades a pérdida y con grandes dificultades financieras tomando endeudamiento a corto y a largo plazo".

sanatorio santa rosa 6

"Dicho esto, como entendemos que se trata de una situación insostenible por mucho más tiempo para las empresas de salud, con todo su personal y red de prestadores, alertamos que esto está llevando inevitablemente a un deterioro de la calidad de atención médica y sanatorial o hasta la posible interrupción de algunos servicios. Lo hemos manifestado a las autoridades pertinentes, reclamado por escrito en numerosas ocasiones, y hasta hemos mantenido arduas negociaciones sin que la solución llegue", advirtieron.

"Por todo ello, resulta claro ver que de persistir esta postura, de posponer indefinidamente ajustes de los valores suficientes y necesarios para sostener los reales incrementos de costos de las clínicas y sanatorios, llevará inexorablemente a éstas a un desfinanciamiento", cerraron.