La víctima es de 25 de Mayo y es empleado de una agencia de autos. La policía realizó un allanamiento en Santa Rosa y logró recuperar parte del dinero. Los cómplices del detenido aún continúan prófugos.

Un hombre de 37 años, oriundo de la localidad de 25 de mayo, fue víctima de un singular asalto en la capital pampeana. Engañado por un preso arribó a la Terminal de Ómnibus con 1,4 millones de pesos en efectivo, en el interior de una mochila, para comprar una camioneta. Sin embargo, dos cómplices del supuesto vendedor lo pasaron a buscar, lo llevaron hacia las afueras de la ciudad, le quitaron el dinero y lo dejaron abandonado en la ruta. 

plata1

La maniobra fue montada por un detenido alojado en la Seccional Segunda llamado el "Naza", por Nazareno: está preso por delitos contra la propiedad. La policía logró recuperar parte del dinero, pero los cómplices del recluso aún continúan prófugos.

Todo ocurrió el jueves pasado, parte de la madrugada del viernes, pero recién trascendió este sábado a la mañana luego de un allanamiento realizado por la Brigada de Investigaciones en la casa la pareja del preso, en la calle Maestros Puntanos al 2500.

La maniobra 

De acuerdo a lo que pudo determinar la policía, la maniobra del singular asalto fue orquestada desde el interior de la Segunda. "Ahora, con el tema de la pandemia, los presos están autorizados a tener celulares", indicó una fuente policial.

La víctima es un empleado de una concesionaria de autos, a la que el año pasado un empleado infiel fingió un asalto -también en la Termina de Ómnibus de Santa Rosa- en este caso de una suma de 1,2 millones de pesos.

Unos días previos al hecho, el hombre de 25 de Mayo acordó con un supuesto vendedor de Santa Rosa la compra de una camioneta Toyota a través de las redes sociales.

El jueves pasado la víctima llegó a la Terminal, a través de un colectivo de media distancia, para concretar la operación con el dinero en efectivo. Allí lo estaban esperando dos personas. Le dijeron que venían "de parte del Naza" y lo invitaron a subir a un vehículo.

Luego de un breve recorrido, ya en la zona norte de la ciudad los dos ocupantes del vehículo le hicieron saber el comprador de buena fe que todo era un asalto. "Primero lo empezaron a filmar...le decían que era un tranza (sic) que venía a comprar droga y que entregara el dinero. Después terminaron concretando el robo", confió a El Diario una fuente de la Brigada de Investigaciones.

Luego, lo abandonaron a la vera de la Ruta Nacional 35, en el barrio las Artes, donde fue auxiliado por los vecinos y logró dar aviso a la Policía.

Después de identificar al preso que llevó a cabo el engaño, los investigadores realizaron este sábado por la mañana un allanamiento en la casa de su pareja, ubicada en la calle Maestros Puntanos al 2500. Allí secuestraron dos celulares, una notebook y la suma de 258.800 pesos en efectivo  ("la parte" que los cómplices dejaron el día anterior para el organizador de la maniobra) y a la mujer se le inició una causa por "encubrimiento".

plata2

El caso del empleado "infiel"

En el mes de febrero del año pasado, otro empleado de la misma agencia de autos de 25 de Mayo denunció que fue asaltado por dos motochorros en Santa Rosa y que le robaron 1,2 millones de pesos.

En esta ocasión el empleado se dirigía hacia General Pico para realizar una transacción por un vehículo. También dijo que había sido interceptado en la Terminal de Ómnibus de la capital pampeana.

El muchacho, de 28 años, contó lo ocurrido a unos policías que lo trasladaron a la Seccional Primera, donde efectuó la denuncia. Desde ese momento la Policía comenzó a investigar el caso hasta que dilucidaron que todo el relato era mentira.

Tras algunas insistencias por parte de los uniformados y personal de la Brigada de Investigaciones, el hombre confesó que se había quedado con la suma millonaria, la cual guardó en un palomar, en la vivienda de su suegro.