La directora de Epidemiología Ana Bertone advirtió que pese al avance del plan de vacunación, la población tiene que seguir con la práctica de medidas preventivas.

El Ministerio de Salud de la provincia no solo está poniendo energías en la vacunación contra el COVID-19, sino además en insistir con las recomendaciones para que no haya relajamientos en la población.

La directora de Epidemiología Ana Bertone hizo especial hincapié en la necesidad de seguir aplicando las ya sabidas recomendaciones preventivas.

Esta semana se produjo el inicio de la vacunación a personas mayores de 80 años, en el marco de la pandemia por COVID-19. Se comenzó a aplicar la dosis a docentes de 50 años y más, de nivel inicial y primario, que se encuentren en actividad.

Bertone señaló en ese sentido que “continuamos vacunando progresivamente al personal de Salud, a docentes de 50 años y más, de nivel inicial y primario que están en actividad, como así también a las personas de 80 años o más. Respetamos el Plan Estratégico con el propósito de disminuir la morbimortalidad”, explicó.

Indicó que, para ello, es condición irrevocable estar registrados en la página de vacunación que puso a disposición el Gobierno. “Si la persona no se encuentra registrada en la página www.vacunate.lapampa.gob.ar, sea del grupo que sea (salud, educación o mayores de edad) no los podemos vacunar, porque este es el modo por el cual se asigna el turno, como así también la manera de registrar la dosis. Por lo tanto, es sí o sí una condición necesaria que las personas estén registradas para poder vacunarlas”.

En referencia a las vacunas que llegaron a la provincia de La Pampa, la directora de Epidemiología indicó que “al momento estamos trabajando con dos marcas de vacunas distintas, teníamos la Sputnik-V y ahora comenzamos a trabajar con la Covishield. Ambas vacunas requieren una segunda dosis”, manifestó.

La funcionaria destacó que si bien la vacuna es una herramienta importantísima para dar batalla al virus, resulta fundamental continuar con el cuidado preventivo para evitar la cadena de contagios.

“La vacuna es una herramienta más que demostró disminuir la mortalidad de las personas que son vulnerables al virus, pero para cortar la cadena de transmisión en los contagios, no nos queda otra opción de cuidarnos con las medidas de prevención que venimos practicando desde que comenzó la pandemia, tales como el distanciamiento físico, lavado de manos, uso de cubre boca nasal y la consulta oportuna" concluyó.