Durante el fin de semana hubo 467 personas notificadas por violación de las restricciones de la cuarentena y un total de 50 vehículos secuestrados. También se relajó el uso del barbijo.

 El jefe de Policía, comisario Héctor Lara explicó este lunes a El Diario que hubo "una especie de relajamiento".

En una recorrida dijo que encontró "locales gastronómicos llenos, gente caminando... y también pude ver en una franja de adultos, alrededor de los 35 y 40 años, que no usan el barbijo".

"Hubo muchas reuniones. Nosotros vamos cuando nos llaman por música con volumen alto. Y en algunos casos, eran reuniones dentro del horario, pero con mayor cantidad a la permitida", indicó Lara.

Y precisó que en General Pico hubo una reunión con más de 60 personas, en Santa Rosa otra cercana a 20 personas. "Estos casos sumaron y se llegó a una cifra alta, de 467 notificados", detalló.

Lara dijo que analizaron lo ocurrido el fin de semana largo de carnaval, pero que "no hubo este tipo de conducta".

Aunque este último fin de semana hubo un cambio de actitud. "La gente cree que esto pasó, pero el virus sigue estando", advirtió Lara.