La comisión legislativa que debía tratar el pliego del abogado propuesto por el macrismo para Pampetrol se suspendió hace un mes. Pasaron cuatro semanas sin que el oficialismo la convocara otra vez. El receso legislativo y puja en stand by.

El presidente de la comisión de Peticiones de la legislatura provincial, Rodolfo “Fito” Calvo, suspendió hace un mes atrás la reunión en la que debía tratarse la postulación del abogado Martín Matzkin para síndico de Pampetrol. Pasaron cuatro semanas sin que el legislador vernista volviera a convocarla y, ahora, el receso legislativo invernal, hasta el 27 de julio, colocó un tema político urticante en stand by.

El intento de designar a Matzkin como representante de la segunda minoría legislativa, propuesto por el macrismo local, contó con el aval del gobernador Sergio Ziliotto. Y disparó la denuncia de la diputada provincial de Comunidad Organizada, Sandra Fonseca, sobre una maniobra para despojar al tiernismo de ese cargo.

La legisladora no se privó de relacionar la sorpresiva ruptura con el bloque del diputado Juan Brindesi con una operación con la puja por la silla en Pampetrol como telón de fondo. El propio Brindesi admitió que se fue del bloque en desacuerdo con el nombre que el jefe de CO, Juan Carlos Tierno, propusiera para Pampetrol, el abogado Javier Díaz. Dijo que no podía tolerarlo porque había sido candidato a intendente de Santa Rosa por otro partido.

Puja por el lugar

El martes pasado Fonseca se presentó en la sede de Pampetrol junto al abogado Díaz para pedir los últimos balances de la empresa y documentación respecto a las autoridades del organismo. Le respondieron que le enviarán la información por mail. Y después le avisaron que tenía que presentar un pedido por escrito primero.

El macrismo local pretende colocar a su alfil en Pampetrol arrogándose la segunda minoría legislativa, cuando el tiernismo fue la tercera fuerza electoral en la última elección y, por lo tanto, le correspondería ese derecho según el sufragio electoral.

Esa interpretación de la ley que regula a Pampetrol está reforzada porque hace cuatro años atrás, exactamente, el macrismo también había reclamado ese lugar, pero el entonces gobernador Carlos Verna designó a una profesional propuesta por Pueblo Nuevo, que había sido la tercera fuerza electoral –y segunda minoría- en los comicios previos. En ese entonces, como ahora, el macrismo había hecho rancho aparte del radicalismo apenas terminados los comicios.

El presidente del bloque del macrismo, Martín Ardohain, blanqueó que ahora también buscan acceder a ese cargo a partir de que conformaron dos bloques por separado con el radicalismo y, por lo tanto, son el tercer bloque en cantidad de diputados en la Cámara. Ese criterio ya fue rechazado antes.

Radicales, en debate

La puja entre macristas y el tiernismo retumbó en el radicalismo. El Comité Provincia de la Unión Cívica Radical admitió que la sindicatura le corresponde al tiernismo. El presidente Julio Pechín lo dijo en forma contundente.

Sin embargo, en el bloque asomó una postura más tibia. Primero el jefe de la bancada de la UCR, Francisco Torroba, salió a afirmar que hacía falta modificar la ley para que no haya lugar a diferentes interpretaciones, si bien reconoció a regañadientes que tenía el mismo criterio que su correligionario.

Luego apareció una fisura: la joven diputada Agustina García expresó que hace falta una definición de la justicia electoral para terminar de zanjar la discusión.

Hace quince días, el radicalismo votó dividido la conformación del directorio del Banco de La Pampa: García y Lorena Clara votaron a favor de la propuesta de Ziliotto, que incluía al radical Carlos Pessi como director, mientras que lo rechazaron Francisco Torroba, Macros Cuelle, Estela Maris Guzmán, María Andrea Valderrama y Mauricio Agón. ¿El radicalismo puede enfrentar otra división para definir el nombre del síndico en Pampetrol?

Silencio en el oficialismo

En el oficialismo hay silencio de radio estricto. Ni el diputado vernista Rodolfo Calvo –presidente de la comisión de Peticiones- ni el jefe del bloque, Julio “Tato” González, respondieron las consultas de El Diario durante la últimas semanas.

“No están todos de acuerdo. Hay resistencias a bancar en soledad a un candidato del macrismo. Aunque son pragmáticos, a la hora de la verdad, la tropa vota junta”, evaluó una persona que trajina los pasillos legislativos.

Hasta ahora, el gobernador Sergio Ziliotto mantiene la postulación. Incluso le dijo a El Diario la semana pasada que considera que la propuesta se adecua a lo que fija la ley. No explicitó, de todos modos, cuáles son los argumentos para sostener esa afirmación.

Votos o bloques

La ley establece que el síndico de Pampetrol le corresponde a la segunda minoría electoral en base a la última elección realizada.

Con esa definición, Comunidad Organizada quedó en tercer lugar en las elecciones provinciales, lo que la convertiría en la segunda minoría. Primero salió el Frente Justicialista Pampeano, segundo el Frente Juntos por el Cambio y tercero el tiernismo.

Pero cuando asumieron, el bloque de Cambiemos no se conformó en base al resultado electoral sino en relación a los partidos políticos que lo componen, lo que generó que la UCR tenga su bancada y Propuesta Federal, la propia.

En este escenario, el FreJuPa tiene 17 legisladores y legisladoras, la UCR 7, Cambiemos 4 y Comunidad Organizada, hasta el 12 de junio, tenía 2. Ahora se dividieron y Fonseca quedó en el tiernismo, pero Brindesi conformó el Movimiento Productivo Pampeano.