El expresidente de la comisión vecinal del barrio, Walter Bernal, se mostró sorprendido por la falta de mérito que benefició al ex intendente Luis Larrañaga y al empresario Omar Jubete en la causa por las cloacas del Butaló.

El xpresidente de la comisión vecinal del barrio, Walter Bernal, se preguntó “porqué se tuvo que hacer dos veces, desde cero, si no hubo ningún problema” en la obra de renovación de las cloacas del Butaló II.

 El vecinalista se confesó sorprendido por la falta de mérito que dictó el juez Federal, Juan José Baric, y que benefició al exintendente Luis Larrañaga y al empresario Omar Jubete. Hace cuatro años habían sido denunciados por la FIA ante la sospecha de irregularidades en esa obra pública que se realizó en 2014 para renovar el sistema cloacal del barrio.

Bernal no dejó pasar por alto que la justicia federal no convocó a prestar testimonio a los vecinos, que fueron los primeros en visibilizar los reclamos cuando a poco más de un año de la terminación de la obra comenzaron los derrames de líquidos cloacales en las calles y en patios y viviendas de la zona.

El expresidente de la comisión vecinal -mandato vencido- subrayó que nunca pudieron conseguir el pliego de la obra cuestionada. Esta semana lo pidieron nuevamente, por nota, a las nuevas autoridades municipales. Con esa documentación, y con una copia de la resolución de falta de mérito, los vecinos acudirán a un abogado para asesorarse.

“Nosotros nunca pudimos acceder al pliego. Pero hablamos desde el territorio. Los problemas estuvieron. ¿Sino porque la provincia financió que se hiciera de nuevo la obra, desde cero?”, se preguntó, con lógica.

Bernal recordó que un fiscal provincial, Máximo Paulucci, llamó a indagatorias al exintendente, un grupo de funcionarios y los representantes de la empresa. El fiscal, remarcó, entendió en aquel momento que la obra pública se había realizado en forma parcial y se había cobrado por completo y eso habría generado los inconvenientes y los gastos materiales que se ocasionaron posteriormente.

Ese mismo funcionario judicial giró la causa al fuero federal porque los fondos provenían de Nación. El pasado 23 de junio Baric dictó la falta de mérito (no encontró pruebas para imputar pero tampoco para absolver a los involucrados),  dijo que debía profundizarse la investigación y sugirió, inclusive, que debería volver al fuero provincial porque los organismos nacionales que financiaron la primera obra le reclaman la devolución al municipio, que sería el finalmente perjudicado.

“El pliego de Jubete no lo vimos nunca. Nos dijeron que se cambiaban las acometidas hasta un metro de la línea municipal, desde el caño madre, y después salían los caños hasta el tapial. Del tapial hacia adentro era del vecino. Eso se habría cobrado todo pero no se hicieron las acometidas hasta el tapial. Si el pliego realmente decía eso y no se hicieron, si eso es real, el fallo de la justicia federal me parece una locura”, aclaró.

El dirigente vecinalista remarcó que Jubete hizo la obra y a los dos años “explotaron” los problemas de derrames cloacales en el barrio. “Si hay un fallo judicial quiero que la justicia me diga cuál fue el problema. Quiero saberlo”, insistió.

Bernal recordó que la obra se hizo nuevamente en 2017, con otra empresa, a través de un convenio que firmó la Provincia con el entonces intendente Leandro Altolaguirre. “Con esta nueva obra si se cambió la acometida hasta el tapial del vecino”, explicó. En una segunda y tercera etapa se hizo el Butaló III y el Barrio Jardín. Actualmente están trabajando en el Butaló I, la cuarta etapa.

De todos modos, aclaró que también pidieron en la comuna el pliego de esta segunda obra, porque en algunos sectores del barrio el piso se está hundiendo porque las napas freáticas siguen están cerca de la superficie y hay cañerías que quedan casi en el aire.

“Vamos a buscar el fallo y el pliego y vamos a hablar con un abogado. Nos asesoraremos y de última iremos con una demanda por daños y perjuicios”, insistió Bernal respecto a la causa judicial.

“Se hizo todo de vuelta, de cero, algo pasó. Si haces una obra nueva y al año y medio nos pasó lo que pasó, que salía mierda por todos lados, algo hubo mal”, razonó.

“Si no hubo ningún problema ¿por qué hicieron el Butaló II de nuevo? Los problemas estaban, fueron gravísimos, al año y pico nos explotó todo el sistema cloacal de vuelta, había líquidos cloacales en la calle y mierda en las casas”, reafirmó.

Por otra parte, Bernal dijo que en otras partes del barrio “no había problemas tan graves como para tener los inconvenientes drásticos que tuvimos”, para descartar que el deterioro de la red de otras zonas del barrio haya afectado ese sector, como se sugirió en el fallo de Baric.

“Tuvimos inconvenientes, incluso cuando se abrían algunas calles se detectaron que las acometidas no estaban cambiadas”, afirmó.

“En la nueva obra lo que se hizo es empezar de cero. Se abrieron las calles, se deprimieron las napas, se cambiaron las conexiones y se cambió la red cloacal y las acometidas hasta el tapial. Se hizo dos veces la obra. ¿Por qué la tuvieron que hacer de cero si no hubo nada mal?”, repitió.

“La obra la financió la provincia. Entendemos que algo mal habían hecho para que la provincia diera el dinero para hacerla otra vez”, finalizó.