La tapa de EL DIARIO de hoy

 Este miércoles por la mañana en la Plaza San Martín de Santa Rosa, se desarrolló el acto conmemorativo del 212° Aniversario de la Revolución de Mayo de 1810, hecho histórico que cimentaría el inicio del proceso de conformación del Estado Argentino.

En representación de la Municipalidad de Santa Rosa, encabezó el acto el Secretario de Cultura y Educación, Pablo Ferrero, acompañado por el Secretario de Hacienda y Abastecimiento, Pablo Echeveste, el Secretario de Recursos Hídricos de la Provincia, Néstor Lastiri, el Juez de Paz de Santa Rosa, Rubén Funes, entre otras autoridades del Concejo Deliberante, del ejecutivo municipal y de las Fuerzas de Seguridad.

En alusión a dicha gesta histórica de 1810, habló a los presentes Pablo Ferrero, quien, entre otros conceptos, invitó a nuestra sociedad a recordar y reflexionar sobre la fecha que hoy se conmemora, para contextualizar su significado dentro del presente que tiene hoy el país.

Subrayó en ese sentido que “hoy el 25 de Mayo no es una fecha más pegada con alfileres en nuestro calendario, como tampoco los son el 9 de Julio, el 17 de Agosto o el 20 de Junio. Porque el 25 de Mayo es el inicio de un proceso revolucionario, que buscaba la soberanía y la independencia de nuestro país, y que nos conduzco hasta este presente. Un proceso que comenzó en 1810 con el cabildo abierto, que siguió en 1812 con Belgrano y el izamiento de la Bandera Nacional, y luego en 1816 con el Congreso de Tucumán, y más tarde en 1817 con las batallas de San Martín y que además fue un movimiento continental”.

Seguidamente, resaltó que como en todo proceso histórico, siempre hay fuerzas externas e internas que pugnan en su contra. Y por eso afirmó que más que nunca es importante reflexionar sobre los acontecimientos del 25 de mayo de 1810, y reafirmar los objetivos de ese cabildo abierto que buscaba un país más justo, más libre y más soberano, siendo los mismos principios centrales en la búsqueda de la autodeterminación de los pueblos, en lo concerniente a poder decidir sobre lo que una comunidad quiere como país, con sus leyes, su cultura y su idiosincrasia.

En otro pasaje de su discurso, recordó que ya en 1824 surgió la primera deuda externa de nuestro país cuando Bernardino Rivadavia como ministro de Gobierno de Buenos Aires gestionó un empréstito de 1 millón de libras esterlinas ante la Baring Brothers Company, que se terminó pagando 80 años más tarde y devolviendo casi 8 veces más el monto recibido. Además, contextualizando dicho hecho con la actualidad, enfatizó que hoy hay varias voces que claman por la dolarización de nuestra economía. En respuesta a tales intereses, afirmó que “hoy cuando reflexionamos como sociedad sobre el sentido de una fecha patria, debemos ver con atención qué es lo que estaba en juego en el pasado, y qué es lo que hoy está en juego. Y pensar para nosotros mismos como comunidad, desde el espacio que nos toca en el día a día, qué es lo que hacemos y cómo actuamos para que nuestra sociedad sea cada vez más libre, más independiente y más autodeterminativa. Y por eso creo que más que nunca tenemos que seguir trabajando por tener muchos más días como aquel 25 de mayo, y seguir dando la pelea y militando para continuar siendo libres y soberanos como nación”.