La tapa de EL DIARIO de hoy

Ucrania afirmó que las fuerzas rusas destruyeron el aeropuerto de Vasylkiv, a 40 kilómetros de la capital, y que se mantienen los bombardeos sobre los suburbios. En tanto, los blindados de Moscú avanzan desde el noreste.

Las fuerzas rusas mantenían este sábado el cerco alrededor de Kiev y bombardearon áreas civiles de otras ciudades ucranianas, incluyendo un hospital de Mikolaiv y una mezquita de Mariupol, una localidad portuaria asediada desde hace dos semanas que aguarda la llegada humanitaria de alimentos y medicamentos.

La ofensiva comandada por el Kremlin desde el 24 de febrero destruyó el aeropuerto de Vasylkiv, a unos 40 kilómetros al sur de la capital, donde un depósito de combustible se prendió fuego, según el alcalde de esa ciudad.

Los suburbios del noroeste de la capital, como Irpin y Busha, llevan días bajo las bombas rusas, mientras los blindados de Moscú avanzan por el eje del noreste.

Las autoridades de Kiev ofrecen transporte para que los habitantes de los alrededores lleguen a la urbe e inició un acopio de productos de primera necesidad para evitar faltantes antes que se complete el cerco de las fuerzas rusas.

"La capital, cerca de la cual continúan los combates, se prepara para la defensa. Seguimos reforzando los puntos de control. Creando reservas de productos, medicamentos y bienes de primera necesidad", aseguró este sábado el alcalde Vitaliy Klitschko en su cuenta de Telegram.

Bombaedeo Rusia 2

El ejército ucraniano indicó que las tropas rusas centran sus esfuerzos en la capital, en Mariupol y en varias localidades en el centro como Krivoi Rog, Kremenchuk, Nikopol o Zaporiyia.

Medios locales indicaron también la activación de las sirenas antiaéreas en Kiev, Odesa, Dnipro y Jarkov, consignó la agencia de noticias AFP.

Después de doce días de asedio, gran parte de la atención se centra en Mariupol, en el mar de Azov, donde los habitantes están incomunicados, sin agua, gas o electricidad e incluso se pelean para conseguir alimentos, según contaron desde el terreno la Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras.

"Mariupol asediada es actualmente la peor catástrofe humanitaria del planeta. 1.582 civiles muertos en doce días, enterrados en fosas comunes como ésta", dijo este viernes el jefe de la diplomacia de Ucrania, Dmytro Kuleba, en un tuit acompañado por la foto de una zanja con cadáveres.