El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

El SOESGYPE anunció que continuará con medidas de fuerza en las estaciones de servicio de la provincia "hasta lograr nuestro justo reclamo salarial". Recrudece el conflicto salarial.

El Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio, Garages y Playas de Estacionamiento de La Pampa realizó una segunda jornada sorpresiva de protesta el jueves, en la estación de servicios de Realicó, propiedad del presidente de la cámara del sector, Roberto Martínez. El aumento que reclaman "ya fue acordado con otras cámaras empresariales", mencionaron las autoridades gremiales.

"Estas medidas de protesta están amparadas por ley", manifestaron en un comunicado el secretario general, Pedro Fiorani, el adjunto Miguel Aguilera, con el respaldo del presidente de la federación, Carlos Acuña.  Desde el Sindicato confirmaron que el lunes próximo habrá una audiencia de conciliación con representantes de la Cámara CECLA, en Buenos Aires. Pero si no hay acuerdo, el martes retoman las medidas de protesta.

Aguilera explicó que las protestas se realizan en cinco provincias, que quedaron afuera del acuerdo hasta ahora. "Les venimos diciendo que nos íbamos a movilizar e hicieron caso omiso", dijo. Las protestas seguirían en Pico, Castex y otras localidades del interior. Piden un 16% de aumento para completar la pauta del año salarial.

"Siempre tienen excusa para no dar aumento. Desde el inicio de la pandemia estuvimos trabajando, la actividad no cerró nunca. Son rentables las estaciones, abren cuatro en La Pampa. El negocio es rentable, que no nos hablen de precios y cupos, ese es un problema con el gobierno y las petroleras", dijo el gremialista. "Exigimos un peso de 80 o 90 mil pesos, como firmaron las otras cámaras. Estamos por debajo", dijo. "Queremos nivelar las escalas en todo el país, estamos quedando abajo. Vamos a seguir con este plan de lucha sorpresivo", insistió.

De esa forma reaccionaron a una solicitada de la CECLA (Cámara de Expendedores de Combustibles de La Pampa), que consideró un "escrache intimidatorio" a la protesta de principio de semana, en la YPF de Petroluro de Santa Rosa, propiedad del vicepresidente de la entidad, Miguel Rippa.

Los empresarios amenazaron con denuncias penales y civiles si se repetían las acciones del martes. Y este jueves, efectivamente, la manifestación gremial se hizo en Realicó.

El empresario Miguel Rippa, en las últimas horas, interpretó que son "escraches" que se relaciona "a una exigencia para que intimemos a los socios a pagar un convenio colectivo que no ha firmado".

CECLA es parte de CECHA (Confederación de Entidades de Comercios de Hidrocarburos) que nuclea al 90% de propietarios de estaciones de servicio de todo el país. Es el ente que firma la paritaria y los acuerdos salariales. "CECLA acata lo firmado por CECHA, así funciona la organización", aseveró.