El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

Las ONG de personas con discapacidad destacaron que el fallo judicial del viernes de la semana pasada ratifica que el sistema de transporte urbano de Santa Rosa no garantiza la accesibilidad. Duras críticas a la gestión del intendente Luciano di Nápoli.

El presidente de la Fundación Santa Teresa, Mario Lonegro, consideró que "los funcionarios siguen haciendo oídos sordos" al reclamo de accesibilidad en el transporte urbano de Santa Rosa. Luego de que el municipio anunciara que apelará en el STJ el fallo que el viernes ratificó que las unidades no cumplen con los requisitos de las normativas, criticó con dureza al intendente Luciano di Nápoli: "Esta es una de las gestiones que con más ahínco ignora a las asociaciones de discapacidad".

Lonegro forma parte del grupo de ON que impulsó un amparo judicial hace varios años. Dijo que el fallo que firmaron el viernes en la cámara de apelaciones los jueces Guillermos Salas y Laura Cagliogo ratifica que "se sigue incumpliendo la accesibilidad para personas con movilidad  reducidas".

"No hay ninguna resolución en contra del núcleo de nuestra presentación, que es tratar de tener un transporte accesible a toda la población. No hay argumento que pueda hacer tambalear esta idea", señaló en declaraciones a Radio Nacional.

"Lo que vemos con preocupación es que, pese a todos los fallos que tenemos  favor, los funcionarios municipales siguen haciendo oídos sordos y no tienen ninguna intención de caminar en búsqueda de la solución", agregó. "En julio la jueza Pascual pidió que se escuchara a las ong y ni siquiera ese punto, que no le cuesta nada, fue escuchado. Hemos presentado numerosas notas y no recibimos respuesta. No existimos para ellos", lamentó.

 

"No nos responden"

Lonegro interpretó que "nos tratan de invisibilizar desde la comuna" y dijo que "mientras  haya colectivos funcionando que pueda transportar a la población medianamente ágil, el resto de la gente no les importamos"

"Autobuses terminó yéndose y escapando de toda consecuencia. Lamentamos que esta es una de las gestiones que con más ahínco ignora a las asociaciones de discapacidad. En su momento  podía ser por la pandemia, pero este año venimos pidiendo reactivar el Consejo Municipal de Discapacidad y los funcionarios municipales no responden", confió.

"Creen que cubren la accesibilidad con un montacarga en alguno de los colectivos. ¿Cuántas veces lo activan? No se cumple en lo más mínimo. Son simples maquillajes de situación para decir que están ocupándose cuando en realidad es un tratamiento muy superficial y casi malicioso. Saben que no solucionan nada y hacen propaganda diciendo que se ocupan del tema, mienten  a sabiendas", acusó.

"Las personas que no tienen una persona con discapacidad cercana creen que lo solucionan. No es nuevo sentirnos ignorados por la sociedad, pero esta gestión comenzó con promesas y vemos con qué facilidad se le olvida lo que dijo y nos alegró en su momento", reprochó.

"Seguimos esperando que haya alguna señal a solucionar el problema", repitió.

 

Compra "mal hecha"

Lonegro cuestionó la compra de colectivos que hizo a principio de año el municipio. "Antes de invertir dinero tendrían que haberse asesorado par saber si esta compra soluciona la cosas. Compraron sin verificar, cualquier técnico en accesibilidad les hubiera dicho que no cumplen, que no inviertan porque es un dinero mal gastado", indicó.

"Ante el error cometido, no sé cuál es la postura de los funcionarios, de la gente que puso la firma. Lo primero deberían reconocer es la compra errónea, sin asesorarse, y  las próximas compras que por favor tengan alguna persona que conozca. Esto tiene que enmarcarse en un plan mucho más amplio que tiene que ver con lo que queremos como transporte para nuestra sociedad", concluyó.