La tapa de EL DIARIO de hoy

La pena fue impuesta a través de un juicio abreviado, avalado por la jueza de control,  Nora Cristina Gómez (foto). El acusado cometió los delitos sexuales cuando era menor y también después de cumplir los 18 años.

General Pico (Agencia) – La jueza de Control, Nora Cristina Gómez, convalidó un acuerdo de juicio abreviado con pena de prisión en suspenso, contra un joven de 18 años que sometió a tocamientos a una prima, pero cuando aún era menor había sometido carnalmente a la misma víctima y a otra prima, mientras que manoseó a una tercera. Las víctimas comenzaron hacer abusadas desde los 6 y 7 años.

El muchacho de 18 años fue considerado autor material y penalmente responsable del delito de “abuso sexual simple” en perjuicio de una de sus primas, por lo que se le impuso la pena de seis meses de prisión en suspenso. Además, la jueza le declaró la responsabilidad penal como autor de los delitos de “abuso sexual simple” en perjuicio de otra prima del imputado, “abuso sexual con acceso carnal como delito continuado” en perjuicio de una tercera prima, y “abuso sexual con acceso carnal como delito continuado” en perjuicio de la primera víctima, todos delitos cometidos mientras el imputado era menor de edad.

El fallo incluyó el cumplimiento de las siguientes reglas de conducta por el plazo de dos años: fijar domicilio y no ausentarse del mismo o modificarlo sin dar aviso previamente a la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas el conflicto con la ley; la prohibición de acercamiento al domicilio de las tres víctimas, a los lugares de habitual concurrencia de las mencionadas y la prohibición de todo tipo de comunicación y contacto con ellas; abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas y someterse a un tratamiento médico o psicológico.

Acuerdo
El acuerdo de juicio abreviado fue presentado por el fiscal Luciano Rebechi, el defensor particular del imputado Martin Herrero Galvagno y el imputado. Las progenitoras de las tres menores damnificadas, al ser informadas sobre el alcance del acuerdo no manifestaron oposición a la vía procedimental elegida.

Con las pruebas incorporadas en el acuerdo quedó demostrado que, cuando el imputado era menor de edad, abusó sexualmente de su prima -actualmente de 8 años de edad- en una oportunidad. El hecho consistió en haberla tocado sus partes íntimas y darle besos en la boca.
También se demostró que abusó sexualmente en varias ocasiones, de otra prima, actualmente de 8 años de edad, desde que esta tenía entre 6 y 7 años. El último hecho sucedió en noviembre o diciembre del año 2019.
Y respecto a una tercera prima -actualmente de 16 años de edad- se demostró que abusó sexualmente, en reiteradas ocasiones, desde que esta tenía 7 años.

Asimismo en el mes de agosto o septiembre de 2020, siendo mayor de edad, el imputado continuó abusando de la menor referida anteriormente. Dichos abusos consistieron en realizar tocamientos en sus partes íntimas.

En referencia a los hechos, la jueza expresó que “este tipo de delitos de naturaleza sexual por lo general acontecen en un ámbito de privacidad, no existen testigos, las declaraciones de las víctimas toman especial relevancia. Ante la revelación de los hechos por parte de las damnificadas, las progenitoras lo manifestaron en las respectivas denuncias, y en igual sentido lo hicieron después sus hijas, al ser entrevistadas en Cámara Gesell; coincidiendo en indicar como autor de las intromisiones sexuales a su primo”.

Pena
Respecto a la pena a imponer al imputado la jueza expresó que “como lo marca la ley procesal, el acuerdo de las partes es un límite infranqueable para el juzgador en la imposición de penas. En tal sentido, acuerdan las partes que se declare la responsabilidad penal del imputado, en orden a los delitos de ‘abuso sexual simple’ en perjuicio de una víctima; ‘abuso sexual con acceso carnal en carácter de delito continuado’ en perjuicio de una segunda víctima y ‘abuso sexual con acceso carnal en carácter de delito continuado’ en perjuicio de una tercera víctima, atento contar el imputado con 17 años de edad al momento de los hechos”.

Y agregó “existiendo hechos ocurridos cuando el imputado cumplió la mayoría de edad, las partes acuerdan se lo condene a la pena de seis meses de prisión en suspenso, en orden al delito de ‘abuso sexual simple’ en perjuicio de una de las menores damnificadas, con el cumplimiento de reglas de conducta por el plazo de dos años”.

Finalmente, la magistrada ordenó remitir copia de la sentencia, una vez firme, al Juzgado de la Familia, Niñas, Niños y Adolescentes de esta ciudad, y remitir en forma inmediata la información pertinente al Registro de Procedimiento y Notificación de Antecedentes de condenados por Delitos contra la Integridad Sexual.