La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 4 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    BAGLIANI - Av. Mitre Nº 134 - Te:-4-17500 // 4-25820 2954 599667
    DEL SOL. - Av. San Martín esq. Urquiza Te: 4-18006
    PONCE - Av. Edison Nº 1248 - Te: 3-87778
    SADOWSKI – Av. Uruguay 681-Te: 4-18155

    GENERAL PICO

    SALUD VITAL - Calle 24 e/105 y 107 - Tel: 331398 Whatsapp: 2302-441000
    SÁNCHEZ Calle 20 N° 843 Tel/Fax: 331787/323443 Whatsapp: 2302-537823
    SAN JOSÉ Calle 116 bis esq. 5 - Tel: 423927
    SAN JUAN S.R.L. - Calle 10 N° 1143 - Tel: 333237

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

Se pesificaron las deudas de las 30 familias perjudicadas por el sistema macrista, pero extraños movimientos en las cuentas perfilan una nueva desigualdad: hay grandes diferencias en la deuda y en las cuotas de personas que tienen propiedades idénticas.

El fin de la aplicación del índice UVA en el barrio de viviendas ProCreAr trajo nuevos interrogantes, en un proceso que todavía está a mitad de un camino que se proponía eliminar las desigualdades entre personas adjudicatarias.

Las 30 familias que fueron perjudicadas cuando el macrismo modificó las condiciones del sistema de préstamos recibieron con alivio el inicio de una nueva era, pero ese salvavidas de una decisión política no colmó las expectativas y, sobre todo, está envuelto en nuevas incertidumbres.

En las últimas horas, se generaron comunicaciones sugestivas en sus cuentas de homebanking del Banco Hipotecario, donde se informa su situación frente a los préstamos.

No hay todavía nada definitivo porque uno de los puntos que genera incógnitas es la falta de información oficial, pero a primera vista está claro que se sostiene una notable desigualdad con los vecinos y vecinas que tienen propiedades idénticas. No solo con quienes accedieron a la operatoria en tiempos del gobierno kirchnerista, sino incluso con otras adjudicaciones posteriores que se hicieron durante el gobierno de Mauricio Macri.

La ilusión de vecinos y vecinas es que los movimientos en el homebanking sean ajustes en busca de la igualdad para las treinta familias que recibieron su propiedad pagando UVA y que ahora pasan a la fórmula Hogar, cosa que desde ya no ocurre con quienes accedieron a su vivienda en los años del gobierno anterior.

Dudas y temores

La situación genera incertidumbre por la falta de proyección. El BHN no ha dado información oficial. El Ejecutivo nacional comunicó la medida del fin del UVA para pasar al Índice Hogar. Eso trae cierto alivio -al menos un freno al proceso hiperinflacionario de esas cuotas- pero también incógnitas, y no tanta seguridad como se esperaba de la medida política.

Se reafirma la desigualdad existente, y se genera una nueva. Esa situación ha sido aceptada por autoridades provinciales y nacionales, que aseguran que se ocupan del tema, porque además hay algunos otros casos parecidos en otros puntos del país.

Como el manejo del ProCreAr en el macrismo fue confuso y a pedir de los bancos, se produjeron situaciones extrañas. Los adjudicatarios de 2018 quedaron debiendo 73 mil UVA, los adjudicatarios de 2019 45 mil UVA. Eso llevaría a una diferencia de alrededor del 40% a la hora de pagar cada cuota.

En el pasaje al nuevo índice que ahora hace el gobierno nacional, la desigualdad se evidencia en que unos deberán en total $3,9 millones y otros $2,4 millones.

Los ProCreAr fueron pasados a UVA en la gestión macrista y el gobierno actual resolvió tomar medidas ante la evidencia de la estafa. Las adjudicaciones en Santa Rosa de una treintena de departamentos se hicieron de urgencia, sin la información necesaria e incluso falseando algunos datos en el apuro.

A poco de habitar los departamentos que ocupan desde octubre de 2018, esos vecinos y vecinas se toparon con incrementos exorbitantes. Es tanta la desigualdad con los adjudicatarios de viviendas de la etapa previa que se motorizó un recurso de amparo. Para dar un ejemplo: a febrero de este año, cuando se produjo el descongelamiento, mientras la cuota de quienes fueron involucrados en el UVA llegó a unos 35 mil pesos mensuales, la mayoría del resto de los vecinos paga unos 12 mil pesos, y en algunos otros casos incluso menos de 10 mil.

Cuotas que bajan y suben

Los adjudicatarios sí tienen al menos la una tranquilidad de que ya salieron de UVA, tal como había prometido el gobierno nacional desde el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat a cargo de Jorge Ferraresi. Pero nunca se explicó de qué modo se haría ese traspaso hacia el Índice Hogar, o utilizando el Coeficiente de Variación Salarial.

Cuando la semana pasada algunos curiosos chequearon el homebanking para saber si había novedades, encontraron una buena noticia: la deuda quedaba pesificada, se anunciaba el faltante de 327 cuotas y un monto mensual apenas por encima de los 20 mil pesos.

Pero transcurridos unos días, el mismo chequeo trajo malas nuevas: la cuota, en esa información “seudooficial” se incrementó hasta el monto que se pagaba con UVA en los meses previos, además sin que en el medio haya habido alguna explicación o detalle.

Los adjudicatarios y adjudicatarias aguardaban con expectativa una rebaja, y por ahora es un misterio si eso ocurrirá.