En plena segunda ola de casos y con cifras diarias de muertes récord en varios países de Europa, la oficina regional del organismo para el Viejo Continente aconsejó tomar varias precauciones.

La Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó este miércoles tomar algunas importantes precauciones en las reuniones familiares navideñas y advirtió del riesgo de una tercera ola de coronavirus en los primeros meses de 2021.

Se basa en cinco ítems clave: el uso de mascarillas, realizar los encuentros espacios exteriores, mantener la distancia física y, en caso de utilizar espacios interiores, limitar el tamaño del grupo y asegurarse suficiente ventilación.

“Las reuniones deberían ser en espacios exteriores, si es posible, y los participantes deberían llevar mascarillas y mantener la distancia física. En espacios interiores, limitar el tamaño del grupo y asegurar una buena ventilación para reducir el riesgo de exposición son claves”, informó la OMS en un comunicado.

La OMS-Europa, que tiene su sede en Copenhague (Dinamarca), resaltó que las reuniones en espacios interiores pueden ser especialmente peligrosas porque se juntan grupos de personas de diferentes hogares y edades y que pueden no haber adoptado las mismas medidas de prevención.

“Puede parecer incómodo llevar mascarillas y practicar la distancia física con amigos y familia, pero hacerlo contribuye de forma significativa a que cada uno esté seguro y saludable”, sostiene el organismo, que aconseja también evitar las aglomeraciones en el transporte.

Celebraciones religiosas y compras

Para las celebraciones y procesiones religiosas y mercados navideños, la OMS propone que se considere “seriamente” su reducción o su aplazamiento en países con amplia transmisión comunitaria.

Los servicios religiosos deberían ser al aire libre, cuando sea posible, o limitados en tamaño y duración, con distancia física, ventilación, higiene y mascarillas, independientemente de la situación epidémica del área en cuestión.

“A pesar de un progreso frágil, la transmisión de la COVID-19 en la región europea sigue siendo amplia e intensa. Hay un gran riesgo de una nueva ola en las primeras semanas y meses de 2021, y necesitamos trabajar todos juntos si queremos tener éxito en prevenirlo”, advierte la OMS.

El organismo realizó un llamado a la responsabilidad individual e invitó a no subestimar la importancia de las decisiones personales y comunitarias en la evolución de la pandemia de coronavirus.

Con respecto a viajes durante las vacaciones para practicar deportes de invierno, la organización señaló que “el esquí no propaga el COVID-19, pero sí lo hacen los concurridos centros turísticos de montaña”. “Si bien marcar las vacaciones de este año puede parecer diferente, aún podemos aprovecharlo al máximo”, consigna el comunicado.

* Con información de EFE