La tapa de EL DIARIO de hoy

El presidente ucraniano mantendrá una videoconferencia con los principales líderes del G7 para acordar nuevas sanciones contra Moscú.

 Mientras continúan los esfuerzos internacionales para presionar al presidente ruso, los miembros del G7, incluidos el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, discutirán el apoyo occidental a Kiev a través de una videoconferencia este domingo.

Según informó el médio británico The Guardian, el canciller alemán, Olaf Scholz, será el anfitrión del encuentro virtual en el que Zelenski "participará e informará sobre la situación actual", dijo la portavoz del gobierno, Christiane Hoffmann.

Está previsto que los miembros de la alianza discutan sobre más sanciones a Rusia por sus ataques a Ucrania o “al menos un endurecimiento de la gran variedad de castigos económicos ya infligidos”.

Los embajadores de los estados miembros de la Unión Europea también se reunirán este domingo en Bruselas para discutir su sexta ronda de sanciones económicas contra Moscú, que esta vez debería incluir una prohibición gradual de las importaciones de petróleo ruso.

Una encuesta de Eurobarómetro en todos los Estados miembros de la Unión Europea publicada el viernes mostró un gran consenso entre los ciudadanos europeos a favor de la respuesta contra la invasión rusa de Ucrania.

La mayoría de los europeos piensa que, desde que empezó la ofensiva rusa, la Unión Europea ha sido solidaria (79%) y ha reaccionado de forma unida (63%) y rápida (58%).

Los encuestados están ampliamente a favor del apoyo inquebrantable a Ucrania y a su pueblo. En particular, más de nueve de cada diez encuestados (93%) aprueban la prestación de ayuda humanitaria a las personas afectadas por la invasión. El 88% de los europeos aprueba la idea de acoger en la Unión Europea a los refugiados. El 80% aprueba el apoyo financiero prestado a Ucrania. El 66% está de acuerdo en que “Ucrania debería entrar en la UE cuando esté preparada”, el 71% cree que Ucrania forma parte de la familia europea y el 89% siente simpatía por los ucranianos.

Con respecto a la adhesión al bloque, más de la mitad de los encuestados está de acuerdo en que Ucrania debe ingresar en la UE cuando esté preparada en todos los países, excepto en Hungría (donde el 47% está de acuerdo). El mayor porcentaje de encuestados que están de acuerdo con que Ucrania se adhiera a la UE cuando esté preparada se observa en Portugal (87%), seguido de Estonia (83%), Lituania (82%) y Polonia (81%). Las mayores proporciones de desacuerdo con que Ucrania se adhiera a la UE cuando esté preparada se encuentran en Luxemburgo (38%), Grecia (37%), Hungría (36%), Austria y Bulgaria (ambos 35%), y Chipre y Eslovaquia (ambos con un 34%).